18 de abril de 2024 | Actualizado 10:11

Mango ultima el inicio de operaciones en la ampliación de su hub logístico global

La compañía textil confirma la recuperación de la venta en tienda física, aunque el canal online ya supone el 36% de su volumen de negocio
La plataforma logística de Mango en Lliçà d'Amunt | Mango

El gigante de la moda Mango ha situado el inicio de operaciones en la última ampliación de su hub logístico de Lliçà d’Amunt (Barcelona) durante el primer semestre de este año. La compañía lleva trabajando en las obras de extensión desde junio de 2021, cuando se anunció que añadiría 90.000 metros cuadrados adicionales a los 190.000 de los que disponía entonces la plataforma. En su presentación anual de los resultados de 2022, Mango ha informado de que el desarrollo “se está finalizando actualmente”, y que contribuirá “a ampliar la capacidad de gestión de prendas en 10.000 por hora, llegando a las 180.000 prendas por hora”.

La capacidad de gestión de prendas ascenderá hasta las 180.000 unidades por hora con la ampliación

En sus primeras proyecciones, la multinacional textil estimaba desembolsar 35 millones de euros en la ampliación, que tenía que estar terminada a finales de 2022, una fecha que quedó más tarde ajustada a 2023. Asimismo, hace un año informó de que la inversión ascendía a 88 millones de euros. La última fase del desarrollo habría consistido en la instalación de los sistemas de intralogística del almacén. Según los datos de Mango al anunciar la ampliación, la nueva plataforma se divide en tres niveles e incorpora nuevos automatismos para complementar sus funciones. Entre estos añadidos se cuentan la implementación de un clasificador para secuenciar los pedidos y automatizar la gestión de devoluciones, la de otro más para la gestión de expediciones, o el uso de robots móviles autónomos destinados al movimiento interno del centro, proporcionando una mayor flexibilidad operativa.

36% de ecommerce

El canal online ya representa el 36% de la facturación total de la compañía

El objetivo de la nueva infraestructura responde a la voluntad de la multinacional textil de unir toda su operativa de distribución a tienda con su canal ecommerce, convirtiendo el centro de Lliçà d’Amunt en su centro de distribución global. Según sus resultados de 2022, el canal online, con una facturación de 960 millones de euros, ya supone el 36% del total del negocio de la compañía, mientras que la recuperación postpandémica ha revertido en “impulsar al alza el canal físico”, según ha señalado el gigante de la moda. Durante el pasado ejercicio, Mango abrió 119 tiendas propias en todo el mundo, cuenta con 2.556 puntos de venda y está presente en 115 mercados.

La empresa ha cerrado el ejercicio 2022 con una cifra global de negocio de 2.688 millones de euros, y con beneficios netos de 81 millones de euros, el 21% por encima de 2021. Durante el pasado ejercicio, acometió inversiones por un valor total de 107 millones de euros y entre ellas se encuentran la ampliación de su plataforma logística. De hecho, Mango especifica que el segmento logístico y sus instalaciones han copado el grueso de dichas inversiones, junto a los desarrollos tecnológicos y la apertura de tiendas.