30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

Santander mejora las infraestructuras para ferries con los nuevos muelles de Maliaño

Las obras incluyen una rampa flotante para mercancía rodada y una nueva terminal para pasajeros y carga rodada en estos muelles
La Autoridad Portuaria de Santander ha inaugurado la modernización de los muelles de Maliaño | Autoridad Portuaria de Santander

La Autoridad Portuaria de Santander ha puesto en servicio el nuevo muelle de Maliaño 1-4 que permitirá el atraque de buques de Ro-Ro y ro-pax y, ocasionalmente, también de cruceros y de pequeños buques inactivos en su extremo sur. “Las obras incluyen, además del muelle, una rampa flotante para mercancía rodada que ha supuesto una inversión de cinco millones de euros y una terminal para pasajeros y carga rodada por un importe de otros cinco millones de euros”, ha explicado la institución. Este nuevo muelle es “indispensable para garantizar el suministro de Gas Natural Licuado (GNL) a los nuevos buques, hacer frente al incremento de los barcos y, además, mejorar la integración urbana del puerto”, ha afirmado el presidente de la autoridad portuaria cántabra, Francisco Martín.

La obra ha contado con un presupuesto cercano a los 19 millones de euros y un plazo de 18 meses

La unión temporal de empresas Ferrovial Construcción-Servicios Públicos y Contratas ha sido la encargada de la modernización de este muelle que ha contado con una inversión de 19 millones de euros. El proyecto ha consistido en la demolición del antiguo muelle y la construcción de uno nuevo, que servirá para recuperar una longitud de atraque de 390,2 metros, una anchura de 16 metros y ocho metros de calado. La Autoridad Portuaria de Santander diseñó “una hoja de ruta que incluía la reordenación de la zona de los muelles de Maliaño y la estación marítima, para lo que debía trasladar la terminal de ferries y construir una estación de suministro de GNL y el muelle en sus tramos 1 a 4”.

En este sentido, la institución portuaria ha recordado que Repsol “está finalizando la construcción de la terminal de suministro de gas natural licuado que contará con un almacenamiento de 1.000 metros cúbicos y flexibilidad de suministro para distintas embarcaciones”. Para realizar este proyecto, ha apuntado, “incluyendo la construcción del muelle Maliaño, la terminal de bunker de GNL y su logística asociada, se ha formado un consorcio integrado por la autoridad portuaria, Repsol, ESK y Enagás”. Francisco Martín ha señalado que el puerto “está realizando una inversión de 170 millones de euros en dos años para su modernización, la optimización de su espacio y la protección medioambiental de la bahía con el objetivo de dar un impulso a sus infraestructuras y ofrecer a las empresas las herramientas necesarias para fortalecer sus negocios”.