22 de mayo de 2024 | Actualizado 19:09

La debilidad de la economía impacta en el negocio del primer fabricante de contenedores

La caída en las ventas de contenedores de carga seca ha llevado a CIMC a un descenso del 30,7% en sus ingresos derivados de esta actividad
Tom Fisk (Pexels)

La división de la firma China International Marine Containers (CIMC) dedicada a la fabricación de contenedores, la mayor del mundo en este mercado, ha registrado un volumen de negocio superior a los 6.114,6 millones de euros en 2022. Esta cifra supone el 30,7% menos que la alcanzada en el ejercicio anterior. La compañía asiática ha subrayado que el pasado ejercicio “el impulso del crecimiento económico y comercial mundial se ha debilitado debido a factores como la elevada inflación y las importantes subidas de tipos de interés en Europa y Estados Unidos”. Estos factores han motivado que, tras un ejercicio extraordinariamente positivo en 2021, “el mercado de fabricación de contenedores marítimos haya vuelto a la normalidad”.

CIMC ha indicado que, como “resultado de la ralentización de la demanda global de contenedores, junto al impacto de la caída de los precios de las materias primas y otros factores, los precios de los contenedores nuevos y el volumen de ventas del año han caído desde el máximo histórico alcanzado en 2021, pero se han mantenido a un nivel relativamente bueno”. Así, el volumen de ventas acumulado de contenedores de carga seca ha superados los 1,1 millones de teus, lo que representa un descenso interanual de aproximadamente el 55,9%. En el caso de los reefer o refrigerados, se ha situado en los 131.400 teus, el 11,4% menos que en el ejercicio de 2021.

-43,2%

Los ingresos por ventas de contenedores de carga seca de CIMC han caído el 43,2% en 2022

Por lo que respecta a los ingresos por venta de contenedores, los de carga seca han alcanzado los 3.777,6 millones de euros, el 43,2% menos que en 2021, mientras que los reefer han reducido la cifra el 0,3%, hasta sumar 690,3 millones de euros. El beneficio neto del negocio de fabricación de contenedores se ha situado en 2022 en 703,3 millones de euros, el 53,5% por debajo de la cifra alcanzada en el ejercicio anterior. De cara a 2023, CIMC ha señalado que, según la última predicción realizada por Clarksons en marzo, “el crecimiento del comercio mundial de contenedores y la capacidad del transporte marítimo en el presente año será de -1,2% y del 6,7%, respectivamente”.

En este sentido, ha subrayado que, teniendo “en cuenta que las nuevas regulaciones ambientales emitidas por la Organización Marítima Internacional (OMI) junto a las medidas de gestión y control implementadas entre la industria del transporte marítimo de contenedores para responder a la disminución de fletes, generarán un efecto positivo”. De hecho, “se espera que la oferta y la demanda en el mercado del transporte marítimo de contenedores puedan mantener un ligero equilibrio en 2023 y la demanda de contenedores, en comparación con el nivel anterior, también volverá a la normalidad”.

La necesidad de renovar el parque de contenedores mantendrá al alza la demanda a los fabricantes

CIMC ha indicado que “el gran volumen de contenedores antiguos y envejecidos que deben ser retirados y sustituidos” motivarán a la demanda. “A largo plazo”, apunta la compañía, “la recuperación del comercio mundial será prometedora, y se espera que el segmento central de la demanda en el mercado de contenedores muestre una tendencia entre estable y alcista”.Según vaticina la firma asiática, el negocio “mejorará su competitividad integral y consolidará su posición de liderazgo en el sector mediante inversiones continuas y mejoras en tecnología y equipos”.