23 de junio de 2024 | Actualizado 5:35

Ale-Hop diversifica proveedores y aumenta inventario para garantizar el nivel de servicio

El retailer abrirá este año en Oliva (Valencia) su cuarto centro logístico, con una superficie de 30.000m2 y una construcción de 20.000 m2
Ale-Hop

La cadena de tiendas de regalo Ale-Hop ha fortalecido y diversificado su cartera de proveedores para evitar roturas de la cadena de suministro este año. “Además, a raíz de los acontecimientos, hemos seguido una estrategia de disponer de un mayor stock de seguridad para garantizar el nivel de servicio a toda la cadena de suministro”, subraya el consejero de Ale-Hop, Darío Grimalt. En este sentido, destacan que el departamento de compras y transporte internacional lleva a cabo multitud de proyectos destinados a mejorar la cadena de suministro, desde instalar una herramienta de previsión de la demanda, “que nos permite garantizar el nivel de servicio”, hasta implantar un nuevo software de gestión de compras y otro de gestión de la cadena de suministro para controlar la trazabilidad de la mercancía.

“Hemos seguido una estrategia de ampliar el stock de seguridad para garantizar el nivel de servicio”
Darío Grimalt Consejero de Ale-Hop

Debido a este incremento del stock, la cadena de tiendas ha necesitado de más espacio. Por ello, en 2023, la compañía prevé abrir en Oliva (Valencia) su cuarto centro logístico en el Polígono El Brosquil, que cuenta con accesos desde la N-332 y la Carretera de Pego, y en breve tendrá enlace con la AP-7. Ubicado en una parcela de 30.000 metros cuadrados, la construcción ocupará una superficie de 20.000 metros.

El total de la edificación se utilizará para uso logístico y de almacén, además de dos plantas de 2.000 metros para oficinas y centro de I+D, “proyectado en base a las necesidades de crecimiento de la empresa, que ya cuenta con más de 290 tiendas y presencia en España, Portugal, Croacia, México e Italia”, recalca el consejero de Ale-Hop. Para la exportación, los productos salen de los almacenes españoles en dirección a las tiendas en el exterior. “En Europa, se envían mediante transporte terrestre, mientras que en el caso de México, utilizamos envíos aéreos y marítimos para garantizar la entrega rápida y segura de estos”, destaca Darío Grimalt.

La compañía cuenta hoy día con 30.500 metros cuadrados de espacio logístico en la Comunidad Valenciana

Hasta que finalicen las obras de su nuevo centro, la compañía cuenta con un total de 30.500 metros cuadrados de superficie logística concentrados en Bellreguard (Valencia), Ondara (Alicante) y Pedreguer (Alicante). En los centros logísticos de Bellreguard y Pedreguer están ejecutando instalaciones de autoconsumo a base de paneles solares fotovoltaicos de 1.000kWh y 440kWh, respectivamente. Además, han sustituido las cajas de cartón por otras de plástico reciclado, permitiendo su reutilización en cada pedido a tienda y con una vida útil de más de cinco años, “reduciendo considerablemente el impacto ambiental debido a la disminución en la producción y desecho”, apostilla el consejero de Ale-Hop. En este sentido, Darío Grimalt destaca que esto les ha permitido reducir costes, ya que protegen mejor los productos ante golpes y/o vibraciones y por consiguiente reducen las roturas. También están instalando equipos intralogísticos con baterías de litio en sus almacenes. “El 27% del equipo, siete máquinas, es eléctrico y el objetivo es llegar al 100%”, subraya.  

Han integrado un sistema de picking por voz que agiliza las tareas de preparación de pedidos

Además, Ale-Hop ha apostado por automatizar estos centros logísticos, aunque es un proceso “nuevo para la compañía”. El consejero de Ale-Hop explica que el primer paso fue introducir un sistema de gestión SGA/WMS que ayudó a la gestión de las operaciones intralogísticas. “El cambio más reciente ha sido la integración de un sistema de picking por voz que agiliza las tareas de preparación de pedidos, disminuye los tiempos de respuesta y mejorar la seguridad en el almacén y, además, reduce los errores humanos”, recalca.