26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Los derechos de emisión del modo marítimo revertirán en la adopción de nuevos combustibles

Navieros y puertos acogen con satisfacción la aprobación del régimen de comercio de derechos de emisión por el Parlamento Europeo
Autoridad Portuaria de Valencia

Los armadores europeos han acogido con satisfacción la decisión del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa “de hacer suyas las peticiones de las partes interesadas del sector de destinar los ingresos del sistema de comercio de derechos de emisión (ETS) al sector marítimo para la adopción de combustibles limpios y fomentar la innovación”, ha destacado ECSA. “Al menos 20 millones de derechos de este régimen, que corresponden a unos 2.000 millones de euros con el actual precio del carbono contemplado, se asignarán a proyectos marítimos en el marco del Fondo de Innovación”, ha añadido la asociación de navieras europeas. El secretario general de ECSA, Sotiris Raptis, ha afirmado que “reservar parte de los ingresos del ETS para el transporte marítimo es una victoria para la transición energética del sector”.

Las navieras europeas también se han congratulado de la aprobación del ETS por parte del Parlamento Europeo en el día de ayer, así como de la defensa del principio de “quien contamina paga”, a través de requisitos obligatorios para la repercusión de los costes del régimen de comercio de derechos de emisión a los operadores comerciales de los buques. ECSA ha subrayado, asimismo, que el “periodo de introducción progresiva y la inclusión gradual de las emisiones del transporte marítimo a lo largo de un periodo de tres años también son cruciales para garantizar una transición suave para el sector”. La asociación ha destacado que el régimen de comercio de derechos de emisión supone “un paso importante en la descarbonización del sector”, aunque ha puntualizado que será “necesario disponer de cantidades suficientes de combustibles con bajas o nulas emisiones de carbono a un precio asequible para mantener la competitividad mundial del sector”.

En este sentido, han apuntado que esta “debería ser una de las principales prioridades de la propuesta de Ley de Industria Neta Cero”. “Dado que el transporte marítimo es uno de los sectores más difíciles de descarbonizar”, añade ECSA, “es fundamental que el sector disponga de combustibles y tecnologías asequibles con bajas o nulas emisiones de carbono“. Sotiris Raptis ha indicado que acogen “con satisfacción la inclusión de las tecnologías renovables en alta mar y la captura y almacenamiento de carbono en la lista de tecnologías estratégicas de balance neto cero”. El secretario general de ECSA ha manifestado que los “combustibles renovables de origen no biológico (RFNBO) deben incluirse en la ley, para que pueda desarrollarse rápidamente un capacidad de producción específica”.

EL PARLAMENTO EUROPEO APRUEBA EL RÉGIMEN DE COMERCIO DE DERECHOS DE EMISIÓN
El Parlamento Europeo ha aprobado la reforma del régimen de comercio de derechos de emisión (ETS) por 413 votos a favor, 167 en contra y 57 abstenciones. “El sistema será más ambicioso”, ha indicado la cámara europea, “ya que las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en los sectores pertinentes deberán reducirse, a más tardar en 2030, el 62% en comparación con los niveles de 2005”. “También elimina gradualmente los derechos de emisión gratuitos de las empresas a partir de 2026 y hasta 2034. En el caso del transporte marítimo, el Europarlamento ha aprobado, por primera vez, incluir las emisiones de GEI del sector marítimo por 500 votos a favor, 131 en contra y 11 abstenciones.

LOS PUERTOS ALERTAN DE LA POSIBLE FUGA DE CARBONO CON ESCALAS FUERA DE LA UE
La Organización Europea de Puertos Marítimos (ESPO) ha celebrado el acuerdo del Parlamento Europeo, aunque ha matizado que el “ámbito geográfico del acuerdo marítimo del ETS podría seguir dando lugar a escalas evasivas, en las que las compañías navieras pueden evitar pagar el régimen de comercio de derechos de emisión añadiendo una escala en un puerto fuera de la Unión Europea o reconfigurando sus rutas”. En este sentido, los recintos europeos sostienen que la evasión del ETS “es una grave preocupación que sigue suponiendo una amenaza para la credibilidad y solidez del ETS marítimo”. Por ello, ESPO ha solicitado a la Comisión Europea que inicie “un seguimiento y una prevención eficaz de la evasión de carbono y de empresas de este sistema”.

La Comisión Europea supervisará los impactos del ETS en el tráfico portuario de la Unión Europea

Asimismo, los puertos europeos han señalado que es “una señal positiva que el acuerdo político tenga en cuenta estos riesgos y que la Comisión vaya a supervisar e informar sobre los impactos del ETS marítimo en el tráfico portuario, la evasión portuaria y el cambio de tráfico en los centros de transbordo”. La organización portuaria europea apoya los esfuerzos de los colegisladores por introducir una definición de puerto de escala que excluya las escalas en recintos de transbordo de contenedores vecinos de la Unión Europea. “Sin embargo”, matiza, “esto no bastará para garantizar que no se produzcan fugas. Los cambios en las pautas y rutas de tráfico no solo deben abarcar los puertos vecinos de transbordo de más del 65%, sino todos los puertos vecinos no pertenecientes a la Unión Europea”.

“La Comisión deberá vigilar y si hay fuga de carbono, habrá que adaptar las normas”
Isabelle Ryckbost Secretaria general de ESPO

La secretaria general de ESPO, Isabelle Ryckbost, ha explicado que, con el ámbito de aplicación actual “nos tememos que las navieras sigan teniendo la posibilidad de elegir entre ser ecológicas y pagar o desviar su trayecto para limitar o evitar por completo la carga del ETS”. “La Comisión debe vigilar este asunto”, ha añadido, “si hay fuga, habrá que adaptar las normas”. Al igual que los armadores, los recintos portuarios europeos han acogido con satisfacción que los ingresos del ETS marítimo “apoyen la descarbonización del sector a través de convocatorias específicas en el marco del Fondo de Innovación”. A su vez, han reclamado que una “parte significativa de estos ingresos se invierta en los puertos de la Unión Europea a través de convocatorias específicas nacionales y de la propia Unión Europea”.