20 de mayo de 2024 | Actualizado 19:16

Los tráficos del Sudeste Asiático con el puerto de Barcelona crecen en un contexto global depresivo

El traslado de la producción de China a la región ASEAN y el acuerdo comercial con la UE impulsan los intercambios en los últimos tiempos
Terminal BEST, de Hutchison Ports, en Barcelona | BEST

El puerto de Barcelona está experimentando un crecimiento sostenido de sus intercambios contenerizados con los países del Sudeste Asiático, principalmente Vietnam, Malasia e Indonesia, que contrastan con un escenario global de ralentización del comercio internacional. Así lo ha expuesto durante un webinar dedicado a la las cadenas de suministro con los países ASEAN organizado por el propio recinto catalán su responsable de producto para la división de contenedores, Eduard Moyà. “Estamos viendo un cambio de producción desde lugares como China a países ASEAN como Vietnam, lo que dará lugar a la emergencia de algunos de ellos para ser muy relevantes en los próximos años”, según ha manifestado. El desarrollo logístico reciente de estos países, así como sus acuerdos comerciales con la Unión Europea (UE) también estarían tras una dinámica que confirman los últimos resultados de la instalación barcelonesa.

“Los tráficos con el Sudeste Asiático llevan la tendencia opuesta al escenario global”
Eduard Moyà Responsable de producto para la división de contenedores de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Según las últimas estadísticas del puerto de Barcelona, el tráfico de contenedores llenos con el Sudeste Asiático como región acumula 29.072 teus este año hasta marzo, lo cual resulta en un crecimiento del 25,2% de este tipo de tráfico en la comparativa interanual. Asimismo, se trata de la tercera región con mayor crecimiento interanual para el recinto tras el tráfico mediterráneo con Francia e Italia (que crece el 97%) y del Mar Rojo (+26,1%), frente a un panorama general de descensos entre las 21 regiones que considera la autoridad portuaria catalana. Por países, Malasia se sitúa como el socio con más crecimiento interanual en tráfico de contenedores, con un aumento del 65%, llegando a las 6.147 teus, seguido por Vietnam, cuyo registro de 9.527 teus de este año supone un crecimiento interanual del 45,8%. También dentro del ranking de socios comerciales del puerto entra Indonesia, país que ha movido 5.635 teus y ha crecido el 7,1% en ese periodo. Fuera de la región asiática, solo Grecia, con un crecimiento del 13%, Japón (+1,3%) y México (+1,6%) experimentan subidas con el recinto en lo que va de año.

“Los datos demuestran que la tendencia de la región ASEAN es completamente opuesta a lo que vemos en los volúmenes generales del puerto, que llevan un descenso del 12%”, ha reconocido Eduard Moyà. Según ha explicado, los indicadores de comercio globales y sus condicionantes -la guerra en Ucrania, la inflación, subida de tipos de interés y caída de la demanda- plantean una perspectiva de volatilidad que afectan a los tráficos internacionales de forma constatada desde finales del verano pasado, reflejada en los tráficos del puerto de Barcelona, pero las cifras referentes al Sudeste Asiático marcan ese crecimiento sostenido desde los últimos meses de 2022. Aun así, el responsable de producto para la división contenerizada de la Autoridad Portuaria de Barcelona ha recordado que aún hay que estar atentos a los efectos que colean del Covid-19 y a posibles congestiones portuarias en el corto plazo, que ha planteado como incierto.

22,4%

Los tráficos de contenedores con Vietnam son los que más crecieron para Barcelona en 2022

Los datos que afectan a las rutas marítimas entre Barcelona y los puertos del Sudeste Asiático reflejan también una mejora de la fiabilidad en los últimos tiempos, de nuevo frente a un panorama global más desestabilizado. Actualmente, el puerto de Barcelona está conectado con los puertos ASEAN de Singapur y Port Klang (Malasia) mediante cinco líneas regulares directas -y con distintos puertos vietnamitas a través del recinto singapurense-. Con ambos, las rutas operadas por las principales alianzas navieras mantienen tiempos de tránsito que median entre los 19 y los 33 días, con un ratio estimado de blank sailings de uno por cada cuatro trayectos. Aunque las cifras de tránsito siguen siendo peores que las registradas antes de la pandemia, Eduard Moyà ha resaltado que en 2023 se observa una evolución que tiende a rebajar los siete días de retraso registrados que mediaban a inicios de 2022.

De entre los países socios del recinto catalán, es Vietnam el que contribuye con un mayor volumen de carga contenerizada. En 2022, este país fue el decimoprimero en cuanto al movimiento de teus para Barcelona, con 32.647, una cifra que, aunque queda lejos de los 400.000 teus intercambiados con China, supuso un crecimiento interanual del 22,4%, el mayor de ese ranking. Según lo ha planteado el vicepresidente de la Asociación de Empresas Logísticas Vietnamitas, Paul Khoa, un factor clave en ese crecimiento se sitúa en el acuerdo suscrito por el país con la Unión Europea en 2020, que “nos está convirtiendo en un mercado muy competitivo”.