23 de junio de 2024 | Actualizado 5:35

El puerto de Valencia vaticina menos paradas operativas en el futuro asociadas al clima

Las infraestructuras portuarias se diseñarán teniendo en cuenta el clima futuro y no el pasado como venía sucediendo hasta ahora
Puertos del Estado ha acogido la presentación de resultados del proyecto Ecclipse | Puertos del Estado

Las proyecciones del proyecto Ecclipse vacitinan un menor número de paradas operativas del puerto de Valencia asociadas a los fenómenos climatológicos en el futuro. Esta es una de las principales conclusiones de los modelos de predicción desarrollados en el marco de este proyecto europeo en el que han participado la Autoridad Portuaria de Valencia, la Fundación Valenciaport y Puertos del Estado en el caso de España. En este sentido, el director de Servicios Costeros de Nologin, José María García-Valdecasas, ha destacado, en el caso de los eventos extremos, que se producirán “menos tormentas y de menor duración, aunque de mayor intensidad”. Por ello, ha asegurado, “las situaciones de cierre del puerto sean menores de media al año”.

En este sentido, la coordinadora del proyecto Ecclipse en la Fundación Valenciaport, Mercedes de Juan, ha hecho hincapié en que esta “situación de menores paradas operativas en general puede ser una oportunidad muy buena para la competitividad del puerto de Valencia en relación a otros recintos portuarios”. García-Valdecasas ha indicado que la proyección de la agitación portuaria “y el cambio del clima marítimo se concluye que la operativa se va a ver mejorada en términos generales debido a una reducción de esta agitación portuaria en las cinco zonas que se han estudiado”. Sin embargo, ha matizado que se va a producir “un ligero cambio de la dirección del oleaje hacia el sur, lo que hace necesario que se estudien otras zonas”.

En cuanto a las proyecciones climáticas a escala local, el consultor de la Fundación para el Cambio Climático César Paradinas ha explicado que no hay “variaciones muy significativas en aspectos como el viento, la niebla o la precipitación, que se espera incluso que se reduzca”, aunque ha apuntado que en el caso de las precipitaciones extremas “hay un cambio sustancial en el caso de los puertos de Valencia y Gandía, donde se pueden incrementar”. Paradinas ha subrayado que, en el caso de las temperaturas, “se aprecia un incremento en la Comunidad Valenciana de hasta 2,5 grados de media que pueden llegar a los seis grados de aumento en el verano”. Asimismo, ha resaltado que las proyecciones “indican que las olas de calor pueden pasar de una duración de entre tres y cuatro días a superar los 10 días e incrementar las ocasiones que se den hasta las cuatro veces al año”.

“La nueva terminal norte del puerto de Valencia será un metro más alta que el resto de infraestructuras del puerto”
Francesc Sánchez Director general de la Autoridad Portuaria de Valencia

Por su parte, el director general de la Autoridad Portuaria de Valencia, Francesc Sánchez, ha señalado el cambio de paradigma que supone el proyecto Ecclipse “en el diseño de las infraestructuras portuarias, ya que antes se miraba a los eventos climáticos pasados para el mismo, y ahora se debe mirar al futuro para dimensionar las mismas”. En este sentido, ha manifestado que la “nueva terminal norte del puerto de Valencia será un metro más alta que el resto de las infraestructuras del recinto en respuesta a un posible incremento del nivel del mar”. Asimismo, desde la autoridad portuaria están “evaluando las infraestructuras actuales para ver qué actuaciones tenemos que acometer de cara a mitigar los impactos del cambio climático”.

LA ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO DEBE TENER EN CUENTA LA VERTIENTE ECONÓMICA
El subdirector de Conectividad, Sostenibilidad y Medio Físico de Puertos del Estado, Antonio Góngora, ha puesto el foco en la perspectiva financiera, que puede verse afectada por los impactos del cambio climático. Góngora ha afirmado que el desarrollo “de la estrategia de adaptación al cambio climático no es meramente ambiental y existen riesgos de características financieras y de mercado”. En este sentido, cada vez más “la decisión de una empresa de posicionarse en un puerto dependerá de que se garantice la operatividad en todo el plazo de concesión”, ha afirmado. Además, se ha mostrado convencido de que, en el futuro, “tendrá que haber un sello de resiliencia”.

“Las aseguradoras incluirán en sus pólizas el riesgo climático y esto hará que se encarezcan las primas”
Antonio Góngora Subdirector de Conectividad, Sostenibilidad y Medio Físico de Puertos del Estado

Asimismo, ha apuntado que las agencias “calificadoras de crédito también van a tener en cuenta las consideraciones relacionadas con el cambio climático, lo que puede afectar a la capacidad de las autoridades portuarias y de las empresas de acceder al crédito”. Góngora ha subrayado que la evolución “del número y el importe de las reclamaciones por daños asociados al riesgo climático va a provocar que las aseguradoras incluyan en sus pólizas estos condicionantes y se produzca un encarecimiento de las primas” y, en cuanto a la Unión Europea, ha señalado que las ayudas “estarán asociadas a lo verde y resiliente”.

“Los puertos tendrán que disponer de estrategias de adaptación basadas en análisis de riesgos y actuaciones de mitigación de los efectos del cambio climático”, ha añadido el subdirector de Conectividad, Sostenibilidad y Medio Físico de Puertos del Estado. En este sentido, ha recordado que el marco estratégico del sistema portuario español “establece que los planes de adaptación deberán estar aprobados en 2025 e implantados en 2030, y el observatorio del cambio climático deberá estar implementado en el año 2025″.