24 de mayo de 2024 | Actualizado 21:07

El crecimiento de las matriculaciones del primer cuatrimestre se ralentiza en abril

Las cifras de incremento de vehículos comerciales se mantienen en dos dígitos, pero son inferiores a las registradas en marzo
Amazon

Las matriculaciones de vehículos de todos los segmentos en España siguen mostrando crecimiento al cierre del primer cuatrimestre del año, pero menor que el registrado en el mes anterior. Según los actores del sector de la automoción, el posible agotamiento de las ventas retenidas a finales de 2022 y el calendario festivo de abril podrían estar detrás de la ralentización, que afecta especialmente a turismos y todoterrenos. En el caso de los vehículos comerciales ligeros y en los industriales, los crecimientos se mantienen a doble dígito en la comparativa interanual del mes y en la del cuatrimestre, pero ambos porcentajes también reflejan ese decaimiento respecto a marzo. En este sentido, el portavoz de Faconauto, Raúl Morales, señala que “hay que confirmar si ahora se están haciendo pedidos a fábrica, lo que garantizaría una bolsa de matriculaciones de cara al segundo trimestre del ejercicio”.

“El segundo trimestre será clave para determinar la vuelta progresiva a la normalidad”
Tania Puche Portavoz de Ganvam

En relación al calendario de abril, se ha expresado la portavoz de Ganvam, Tania Puche, que ha resaltado la desaparición de un día hábil para la venta de vehículos respecto a 2022, y dos menos que en 2019, antes de la pandemia. En ese sentido, Puche sostiene que ello “ha contribuido a que las matriculaciones hayan sufrido una ralentización que se ha hecho notar”, a lo que ha añadido que “el comportamiento de este segundo trimestre será clave para determinar la vuelta progresiva a la normalidad”.

En el segmento de los vehículos comerciales ligeros, la subida interanual en abril ha rozado el 13%, un incremento que queda lejos del 39,4% que registró el pasado mes de marzo respecto a 2022. Con un total de 10.635 unidades matriculadas este último mes, el ejercicio actual ya acumula 44.796 vehículos, el 25,8% más que en el primer cuatrimestre del año pasado, mientras que el ascenso al cierre de marzo fue del 31,2%. El freno en esta tipología podría deberse a las caídas que afectan a las pick-ups y a los furgones de menos de 2,8 toneladas, que registran decrecimiento del 10,7% y del 36,5%, respectivamente. Para el resto de comerciales ligeros, los derivados del turismo superan el 100% de crecimiento respecto a abril de 2022 (109%) con la matriculación de 46 unidades, y con 216 mantienen un crecimiento del 120% en el primer cuatrimestre. Las furgonetas, con 5.106 unidades matriculadas en abril, siguen siendo el comercial ligero más vendido en España. En cuanto a su destino de venta, aumenta la entrega de estos vehículos a empresas (40,2%), pero reculan las operaciones a autónomos (-27,7%) y a renting (-19,2%).

También para el vehículo industrial se perfila una situación parecida. La matriculación de pesados en abril registra un ascenso interanual del 11,5%, y del 15,6% en el acumulado hasta este mes comparado con el primer cuatrimestre de 2022. En marzo, estos porcentajes fueron del 29,7% y del 16,8%. Aun así, el crecimiento sigue siendo mayor que en febrero de 2023. Las cifras de los cuatro primeros meses del año suman 8.903 unidades matriculadas para este segmento, con un crecimiento interanual destacado en el caso de los industriales ligeros, que han duplicado ventas. Como en el mes anterior, también son los industriales pesados rígidos aquellos que crecen en segundo lugar, sumando 381 nuevas unidades para llegar a las 1.681 del acumulado en el ejercicio, el 52,7% més que hace un año. Por su parte, los vehículos industriales medios suman exactamente las mismas matriculaciones que en abril de 2022 (213), y ninguna categoría ha matriculado menos vehículos que hace un año.

En el caso de turismos y todoterrenos, se mantiene el crecimiento respecto a hace un año (+8,2%), pero las asociaciones de la automoción lamentan la distancia con el periodo anterior a la pandemia. “Si comparamos los datos con los de abril de 2019, vemos con preocupación que seguimos un tercio por debajo” ha señalado el portavoz de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Félix García, ante las 74.749 unidades vendidas. Por su parte, Raúl Morales (Faconauto) ha manifestado que antes de la pandemia “según se acercaba el verano, el mercado sobrepasaba con mucha facilidad las 100.000 unidades matriculadas”. Sin embargo, esta dinámica no se ha reproducido este año. “Tal y como se ha comportado el mercado en este primer cuatrimestre parece que vamos a rebasar con cierta duda las 900.000 unidades matriculadas”, ha continuado el portavoz de la asociación, para quién “esto nos deja a la puerta de ese millón de coches vendidos que para nosotros es el objetivo para que no sufra ni la competitividad ni el empleo en el sector”.