30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

Adif aplaza veinte días la licitación de La Llagosta por el gran volumen de documentación

La necesidad de analizar las propuestas técnicas ha retrasado la apertura de los sobres económicos, que se fecha para el próximo 24 de mayo
Operarios en una línea de Adif | Adif

El gestor ferroviario público Adif ha retrasado veinte días la apertura de las ofertas económicas en su licitación para gestionar la terminal intermodal de La Llagosta (Barcelona) por la gran cantidad de documentación que ha recibido. Según la propia empresa licitadora, la parte técnica de las tres ofertas presentadas ha revelado “un volumen de documentación que hay que analizar, que es mucha y muy densa”, por lo que la apertura de las propuestas económicas, que estaba inicialmente prevista para el 4 de mayo, queda aplazada al día 24 de este mismo mes. Asimismo, desde Adif también aducen “cuestiones administrativas” relacionadas con el proceso técnico, sin entrar en detalles.

La empresa pública reconoce que la complejidad técnica de las tres ofertas recibidas es mayor del esperado

Adif reconoce que la cantidad de la parte técnica de las ofertas es mucho mayor de la esperada en el momento de lanzar la licitación, razón por la que “hay que analizarlo con detenimiento para poder puntuarlo correctamente”. La adjudicación de la gestión de la plataforma por parte de Adif depende de dos apartados, el técnico, sujeto a un gran número de condicionantes, y el económico, los cuales deben arrojar una puntuación final sobre cien. En principio, el concurso solo prevé una sola ronda de valoración. Según los pliegos de la licitación, Adif debe dar a conocer si hay alguna oferta que no pasa el corte técnico antes de proceder a la apertura de sobres económicos.

Tres son las ofertas que optan a la gestión de La Llagosta, terminal que Adif ha definido como uno de sus nodos ferroviarios estratégicos. Una de ellas la lidera Renfe, que se repartiría su participación con el operador Kombiverkehr y con el puerto interior de Duisburgo (Duisport) a razón del 50% para la compañía española y la mitad restante entre los dos actores alemanes. El operador suizo Hupac también acude a la licitación en alianza, en este caso junto a la ferroviaria TPNova, con un reparto del 80% y el 20%, respectivamente. Y la tercera oferta presentada corresponde al operador francés VIIA, propiedad de SNCF y que en este caso acude en solitario. Según el pliego del concurso, la empresa o alianza que se adjudique la gestión del activo deberá realizar una inversión mínima de 12 millones de euros iniciales para mejorar y acondicionar la terminal, y firmará un contrato inicial de 20 años.

Paralelamente a la futura gestión de la terminal, Adif también va abriendo licitaciones dirigidas a su acondicionamiento para los tráficos intermodales. En este sentido, el gestor ferroviario ha abierto hoy el concurso destinado a suministrar los aparatos de vía “destinados a la conexión en ancho estándar con el Corredor Mediterráneo”. Adif destina ocho millones a este contrato y espera que las obras se ejecuten en un plazo de 24 meses. Con ello, se proveerá a la terminal de “27 desvíos o semiescapes de ancho mixto para vía sobre balasto y otros 3 convencionales en ancho estándar, así como 4 aparatos de dilatación de alta velocidad”, ha informado el gestor de infraestructuras ferroviarias.

ADIF DESVÍA ALGUNOS TRENES DE MERCANCÍAS POR LA INCIDENCIA EN GAVÀ
Adif ha informado de que algunos trenes de mercancías que llevaban unos meses circulando por la línea de la costa del tramo sur desde Barcelona, que discurre por Vilanova i la Geltrú (Barcelona), han sido trasladados al interior con motivo de la incidencia ocurrida en Gavà (Barcelona) en la noche del pasado lunes. Según expresa el gestor de infraestructuras ferroviarias, el incendio en un cuadro de señales en la instalación de Adif, que ha generado numerosos problemas en las líneas de pasajeros, no ha causado ninguna reducción de frecuencias ni volúmenes en el tráfico de mercancías. De hecho, aclara que los trenes que actualmente pasaban por la línea de la costa “no eran muchos” y su trayecto respondía a una modificación por obras del Corredor Mediterráneo en Castellbisbal (Barcelona), de forma que su trayecto habitual hubiera sido el de la línea interior, a la que han sido redirigidos con motivo de la incidencia.