18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22
Manuel Cabrera-Kábana Director de Friopuerto Investment

“El tirón del pharma a raíz de la pandemia puede provocar la integración de servicios con la alimentación”

El director de Friopuerto Investment, Manuel Cabrera-Kábana

Perfil

Manuel Cabrera-Kábana
Manuel Cabrera-Kábana
Ha trabajado durante más de 30 años en el sector de logística de perecederos, especialmente en productos de alimentación y farmacéuticos a temperatura controlada. En su experiencia profesional, ha desempeñado el cargo de director general y director de Interfrisa, Frigoscandia Sur de Europa y Acciona Logística en España, Francia, Italia y Portugal. Asimismo, fue director de Friopuerto Valencia, responsable del diseño, dirección de obra y operativa de la terminal frigorífica y su ampliación en el puerto de Valencia, así como de Friopuerto Veracruz, Friopuerto Leixoes y Friopuerto Montevideo. En la actualidad, es director de Friopuerto Investment (Grupo Romeu) y desde 2012 también es consultor logístico a través de su empresa CK Associates Consulting en España. Desde 2020 es director de Ifria Cold Chain Development Co. Además, ha ocupado y ocupa diversos cargos en organizaciones de la industria tanto a escala nacional como internacional, como es el caso de la Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución de España (Aldefe), la Asociación Europea de Almacenamiento en Frío y Logística (ESCLA) y la Asociación Internacional de Almacenes Frigoríficos (IARW).

Las actividades de logística a temperatura controlada han ganado protagonismo a raíz de la pandemia del Covid-19 y su intervención en asuntos como la conservación de las vacunas. Junto a ello, la importancia de la conservación de alimentos y el auge de los productos frescos han llevado a la industria a ponerse en el foco de grandes inversores internacionales. Al mismo tiempo, grandes grupos siguen incrementando su presencia en el sector y acaparando cada vez más cuota de mercado, mientras aparecen actores de menor tamaño que buscan consolidar nichos regionales. El incremento de los precios de la electricidad ha supuesto un quebradero de cabeza para un negocio que busca en aspectos como la digitalización, la inteligencia artificial y la automatización la posibilidad de ser más eficientes y reducir los costes. En este contexto, el director de Friopuerto Investment (Grupo Romeu), Manuel Cabrera-Kábana, repasa la situación del mercado y advierte de los peligros y oportunidades.

¿Cómo afronta el sector frigorífico y a temperatura controlada la ralentización de la economía?

A nosotros no nos afecta tanto en volumen, porque en alimentación y otras industrias, lo que era el just in time se ha convertido en el just in case, que ha llevado al aumento de los stocks de seguridad, lo que ha ayudado a nuestro sector a incrementar los volúmenes y diversificar sus servicios. También es cierto que tener stocks para mantenerlos, tampoco da vida a una empresa. Se vive de las rotaciones y de los servicios de valor añadido. Las rotaciones pueden variar en un tipo de producto, pero no en todos al mismo tiempo. En alimentación, ha subido el consumo de congelados en nuestro país, al igual que en Europa. Se ha producido una sustitución de producto hacia uno más barato, por ejemplo del vacuno se ha pasado al pollo, y lo mismo en el producto hortofrutícola, a lo mejor se ha dejado de consumir un producto caro de importación y se ha sustituido por uno de estacionalidad en España. Lo que sí vemos es que los volúmenes han aumentado y ha sido bueno para nuestro sector, porque ha requerido en algunos casos expandir instalaciones y ese es el atractivo que tiene nuestra actividad para los inversores en este momento.

¿Cuáles son los principales retos y desafíos que afronta en un mercado como el nuestro?

No son muy diferentes a los que están enfrentando el resto de sectores en general, pero particularmente, en nuestro caso la incidencia del coste energético, ya que supone más del 30% de los costes de explotación. También, al mismo tiempo, destacaría la reducción de todo el tema de emisiones, los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza junto a la actualización de instalaciones.

Hay dos ‘monstruos’ a nivel mundial, Lineage y Americold, que han trasladado su lucha a Europa”

Se ha producido la entrada de nuevos actores en España ante el atractivo de este negocio. ¿ Hacia dónde puede encaminarse esta tendencia?

Primero se produjo en Estados Unidos, debido a las facilidades fiscales que tenían y el dinero barato que existía para los fondos de desarrollo inmobiliario e industrial. Eso se ha trasladado a Europa con algunas compañías. Hay dos ‘monstruos’ a nivel mundial, que son Lineage y Americold, ambas americanas, que han trasladado su lucha a Europa y ha habido bastante consolidación por parte de estas empresas. Al mismo tiempo, han surgido otros fondos ya sean de infraestructura o de inversión en capital (private equity) y otros actores de menor importancia que, efectivamente, en los últimos tres años en Europa y, particularmente en los dos últimos años en España, han habido bastantes adquisiciones.

¿En qué ámbito o nicho de la temperatura controlada se han centrado más esas adquisiciones?

Tanto a nivel de empresas frigoríficas como de transporte frigorífico. En un mismo año, Primafrio, ESP Solutions, Fuentes y otras han sido adquiridas o tomado control. Al mismo tiempo, otras como Logista, Ontime y Zolve han realizado adquisiciones dentro del sector. Lo que estamos viendo es que los que empezaron como instalaciones frigoríficas se han ido desarrollando aumentando sus instalaciones y diversificando ubicaciones por zonas, al tiempo que han ido desarrollado otros servicios de transporte y distribución. Al mismo tiempo, las empresas de transporte frigorífico también han ido creando instalaciones logísticas. Incluiría a ambas partes en el sector, porque al final se busca consolidación para aumentar volúmenes y el control geográfico de plazas importantes para crear una red.

Hay que ser flexible para dar cualquier tipo de servicio con distintos rangos de temperatura”

¿Cuál es la estrategia que va a seguir Friopuerto tras la venta de sus activos en España y Portugal a Agromerchants? ¿Qué mercados va a desarrollar?

Friopuerto hace años que decidió dejar la parte de frío porque no podía competir con estos ‘monstruos’. Romeu se está concentrando en plataformas de seco y el desarrollo exterior de determinadas empresas del grupo. Las instalaciones en España y Portugal fueron vendidas a Agromerchants en el año 2019 y no pasaron ni seis meses hasta que Americold adquirió toda Agromerchants. Ya está Lineage en España con varias instalaciones importantes y transporte frigorífico y Americold con unas ocho instalaciones entre España y Portugal. Estamos viendo qué es lo que va a pasar a continuación, porque ambas requieren posicionarse en Madrid, por ejemplo. Ahí tienen una implantación relativamente pequeña para lo que representa este mercado y luego hay que ver qué van a hacer el resto, porque STEF y Salvesen están ampliando por su lado.

¿Prevé una integración de servicios de empresas más tradicionales en alimentación con los pharma?

Estamos viendo que no solo el tema de alimentación tira del sector, sino que el tema del pharma, a raíz del Covid-19, puede provocar una integración de servicios entre uno y otro, aunque hay empresas muy especializadas en el sector de alimentación y otras en el sector farmacéutico. Al final, se van a necesitar instalaciones para ambos sectores que ocupen no solo congelado, sino refrigerado y seco. Hay que ser lo suficientemente flexible para dar cualquier tipo de servicio con distintos rangos de temperatura a tus potenciales clientes y expandir los servicios a medida que te lo vayan pidiendo, ya sea en transporte y distribución o temas de servicios de valor añadido.

Ha habido bastantes adquisiciones en España en busca de aumentar volúmenes”

¿Continuará Friopuerto con sus instalaciones en Latinoamérica?

No, ya solo queda Veracruz (México), cuyo nombre comercial es Polarport y, por su parte, están ampliando su red frigorífica. Acaban de inaugurar una instalación en Guatemala y tienen otros proyectos por Latinoamérica. En Marruecos, se mantiene la instalación en el puerto de Tanger Med, pero también hay potenciales compradores, ya sean socios locales o terceros para adquirir esta instalación.

¿Cómo puede lidiar el sector del almacenamiento en frío con los incrementos de costes de la energía? ¿Será considerado el sector electrointensivo?

Llevamos tiempo tratando para que se considere un sector electrointensivo. Obviamente, tenemos que conseguir esa consideración, porque no dejamos de ser uno de los mayores sectores de consumo energético y, por otro lado, internamente, tenemos que ser más eficientes. Ayuda mucho la instalación de placas solares. Por otro lado, hay que ver también las mejoras que ha habido en los paneles de aislamiento que se utilizan y en los equipos de refrigeración, en los que se han desarrollado técnicas de eficiencia. También se está aplicando la inteligencia artificial al control energético en muchas instalaciones frigoríficas, que esto sirve para cualquier industria, pero aparte se puede acoplar el control de los paneles solares, de los consumos energéticos de las oficinas, de las baterías de los equipos, como otro tipo de controles.

Se está aplicando la inteligencia artificial al control energético en muchas instalaciones frigoríficas”

¿Qué papel pueden jugar los refrigerantes en este contexto para mejorar la eficiencia?

Todo va encaminado a la reducción de costes y de consumos y el desarrollo de instalaciones más eficientes, también los refrigerantes. No solo el amoníaco, que es el refrigerante natural por excelencia, sino que también hay desarrollos de CO2 transcrítico, en cascada o mixtos con amoníaco para reducir los volúmenes de este producto por temas de seguridad, manteniendo eficencias energéticas. En la Unión Europea, está previsto eliminar todo tipo de refrigerantes fluorocarburos, hidroclorofluorocarburos y a futuro, otros refrigerantes sintéticos (HFC, HCFC, etc). Por tanto, nos vemos abocados a buscar nuevas soluciones técnicas y más eficientes.

¿Cómo acogen los clientes la necesidad de incrementar precios por los costes energéticos?

Deben entender que se han sufrido grandes incrementos en la energía y efectos de la inflación en los costes operativos. En la medida que se puedan trasladar, hay que trasladar ciertos costes, pero también intentamos mejorarlos con eficiencias internas para que la repercusión pueda ser menor. Esto también obligará a la renovación de instalaciones, sobre todo de aquellas que sean más antiguas y las que estén en ubicaciones ya no tan convenientes que habrá que sustituirlas por otras más eficientes y con mejores equipos.

El futuro va encaminado a la reducción de costes y el desarrollo de instalaciones más eficientes”

¿Existe suficiente parque logístico a temperatura controlada y de frío en España con los estándares adecuados?

Sí lo hay. No solo público, sino también privado. Casi toda la gran distribución y los retailers han desarrollado su logística internamente. Han creado grandes centros regionales de distribución, ¿que podrían haber sido sustituidos por la actividad pública? Sí, pero ha faltado concreción de acuerdos y financiación. Mientras haya un seguimiento al cliente con instalaciones frigoríficas apropiadas y satisfactorios servicios, entiendo que el desarrollo sería el adecuado. Seguirá habiendo desarrollo y habrá que sustituir instalaciones y hacer nuevas. Con unos modelos distintos, y no hemos hablado de la automatización y la digitalización, que también son factores importantes. Uno, para la operativa y otro para hacer más eficientes las instalaciones. En la medida que se puedan automatizar integral o parcialmente, se irá haciendo.

Casi toda la gran distribución y los retailers han desarrollado su logística de frío internamente”

En las condiciones actuales de mercado, ¿el uso de la tecnología se está haciendo más intensivo en el sector del frío y la temperatura controlada? ¿Puede representar o representa hoy en día mayor ventaja competitiva?

Todo lo que hace nuestra industria persigue reducir costes operativos, especialmente los energéticos, y ser más eficientes. Por ello, tenemos tecnología de todo tipo. Fuera de las automatizaciones integrales, hoy en día hay robots que pueden llevarte los palets, descargas y cargas automatizadas, carretillas que no necesitan conductor y se pueden automatizar dentro de un sistema con algoritmos que hagan toda la operativa. Hay avances tecnológicos también en los sistemas de gestión de almacén y del inventario que están tan desarrollados y son tan flexibles que no necesitas incorporar paquetes informáticos tan costosos. Además, se ha mejorado en la trazabilidad y en que los clientes puedan llevar todo su control. Cada vez desarrollamos más servicios y ocupamos más espacio dentro del campo de la alimentación y del sanitario.

La logística del frío ha mejorado en trazabilidad y los clientes ya pueden controlarlo todo”

¿Cómo puede afectar al sector un hipotético cambio de flujos de producto a temperatura controlada ante las políticas de relocalización productiva o de kilómetro cero?

Los frigoríficos siempre van a estar ahí, lo que puede ocurrir es que cambien su orientación. A lo mejor antes tenían más materia prima para producción y ahora pueden acabar haciendo distribución o ecommerce. Lo que sí es cierto es que España exporta y se necesitan frigoríficos para mantener los productos hasta que salen y al mismo tiempo importa, y eso siempre va a estar ahí. Otro tema es si los productos se deslocalizan o vuelven será otra cosa. El norte de África, especialmente en Marruecos, que es un gran competidor de España en productos hortofrutícolas y la pesca, las necesidades de frío están ahí y son acuciantes. Puede influir el tema de la inversión en el tipo de frigorífico que quieras desarrollar o el tipo de servicio que quieras ofrecer, pero los niveles y los servicios de valor añadido aumentan. Es inconcebible que en España se vea un supermercado desabastecido, cuando en Gran Bretaña estuvieron semanas sin productos frescos. Aquí, en el sector de la distribución y el transporte frigorífico, ha habido mucho desarrollo.