30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

Adif vuelve a aplazar el concurso por La Llagosta ante la complejidad técnica de las ofertas

La apertura de sobres económicos se retrasa 21 días por segunda vez, con una nueva fecha para el 14 de junio
Terminal de La Llagosta | Adif

El concurso por encontrar un gestor para la futura terminal intermodal de La Llagosta (Barcelona) ha vuelto a sufrir un aplazamiento. La revisión de la parte técnica de las tres ofertas que están en estudio se ha vuelto a dilatar “debido al gran volumen de documentación” que Adif tiene que abordar, de modo que la apertura de ofertas económicas, fase clave del concurso y que debía tener lugar el próximo 24 de mayo, se dilata otros 21 días, al 14 de junio. Se trata del segundo aplazamiento anunciado por el gestor público ferroviario por el mismo motivo, tras el que anunció a finales de abril. La fecha inicial para llevar a cabo la apertura de los sobres era el 4 de mayo.

La revisión de la parte técnica de las ofertas se ha vuelto a dilatar “debido al gran volumen de documentación”

“Se debe tener bien estudiado el tema técnico antes de abrir las ofertas económicas”, argumentan fuentes de Adif, y se insiste en que “es un proyecto voluminoso con una documentación que también es compleja”. El gestor público ferroviario también destaca la dimensión inversora del concurso, que prevé un montante mínimo de 12 millones de euros iniciales por parte de los futuros operadores para acondicionar la terminal, como un elemento que contribuye a la atención pormenorizada que reciben los proyectos técnicos. Asimismo, fuentes de la entidad pública también apuntan a “razones administrativas”, sin concretar más en esta cuestión.

Según el pliego del concurso, la parte técnica de las ofertas para explotar la terminal intermodal de La Llagosta prevé hasta siete apartados que deben desplegarse para su valoración. Entre ellos, las bases del concurso exigen un “plan de explotación detallado”, con referencias “a los flujos, procesos y operaciones requeridos para prestar el servicio” en la terminal, así como elementos referentes a capacidades de unidades de transporte intermodal (utis) en la terminal, medidas de los equipamientos u organigrama y responsabilidades de los equipos humanos empleados. Asimismo, los documentos también emplazan a las empresas aspirantes a detallar su estrategia “para la captación y fidelización de tráficos”, los tiempos que conllevarán las operativas futuras, los riesgos laborales y sus planes relativos a “la responsabilidad social corporativa” y de “calidad medioambiental”.

Una vez abiertos los sobres económicos, el concurso prevé una evaluación con una puntuación máxima de 100 que combina varios de los aspectos técnicos y los económicos, de forma que arroje una valoración global, “criterio para la adjudicación del contrato”. Las tres ofertas que se presentaron dentro del periodo designado y actualmente optan a ese contrato son dos uniones temporales de empresas lideradas por Hupac (junto a TPNova) y Renfe Mercancías (junto a Kombiverkehr y Duisport), y una opción en solitario por parte del operador ferroviario francés VIIA, perteneciente a SNCF.