12 de julio de 2024 | Actualizado 10:29

La producción de vehículos en España ralentiza su ritmo de crecimiento en abril

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones lo achaca a la falta de aprovisionamiento de componentes en las fábricas
Seat

La fabricación de vehículos en España ha ralentizado el ritmo de crecimiento en abril. En el cuarto mes del ejercicio, las plantas españolas han incrementado el 3,2% sus volúmenes respecto al mismo periodo de 2022, lo que ha situado la producción mensual en 173.702 unidades. Este crecimiento contrasta con las cifras de dos dígitos que se habían encadenado en los datos mensuales del primer trimestre, como el 30,8% del mes pasado. Esto se debe, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), a la falta de aprovisionamiento de componentes en las fábricas. Durante el primer cuatrimestre, el acumulado registra un crecimiento del 15,7%, con 831.984 unidades producidas. A pesar de la recuperación, todavía representa el 15,2% menos que en 2019, año prepandemia.

Sin embargo, la industria destaca el aumento de producción durante el cuarto mes del año de vehículos comerciales e industriales. Este segmento ha registrado un ascenso del 49,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior y ha sumado un total de 40.067 unidades. Aunque, de nuevo, este ascenso porcentual se encuentra lejos del experimentado en marzo, que fue del 91,9%.

+15,7%

El acumulado registra un crecimiento del 15,7% con 831.984 unidades producidas

Tal y como explica el director general de Anfac, José López-Tafall, esta evolución refleja que las fábricas de automoción españolas, a pesar de haber registrado un primer cuatrimestre al alza, siguen viéndose afectadas por el ritmo intermitente en el aprovisionamiento de ciertos componentes. “Esto condiciona la actividad en los centros de producción y la capacidad de fabricación”, añade.

España se caracteriza por ser un mercado eminentemente exportador, por lo que la evolución de las ventas en los mercados europeos es también un factor determinante para el ritmo de fabricación de las plantas de producción, recuerda Anfac. En este sentido, la exportación ha crecido en abril a mayor ritmo que la producción generada. “Esta situación se puede deber en parte a que, tanto por las limitaciones en la recepción de componentes como en los problemas en el transporte de vehículos, hay volúmenes a la espera de exportación que salen cuando encuentran el hueco o cuando finalmente ha sido terminado el vehículo”.

“El sector todavía se ve afectado por el ritmo de aprovisionamiento de materiales”
José López-Altafall Director general de Anfac

“La producción de vehículos continúa la buena senda con la que arrancó este año, pero este último mes el crecimiento ha sido menor que los meses anteriores, a pesar de la mejoría registrada, el sector todavía se ve afectado por condicionantes como el ritmo de aprovisionamiento de materiales o problemas en la logística de transporte que limitan la capacidad de nuestros centros”, ha contextualizado el director general de Anfac. Respecto al acumulado anual, el primer cuatrimestre del año cierra con un crecimiento de la producción de turismos y todoterrenos del 10,4% y del 38,9% en el caso de los comerciales e industriales.

Por su parte, las exportaciones han cerrado el mes de abril con un ascenso del 10,9% con respecto al ejercicio anterior, hasta un total de 165.334 unidades. Según Anfac, a pesar de que el acumulado del ejercicio desprende unos datos positivos de aumento del 21,7%, con 759.715 unidades exportadas, el sector todavía se encuentra afectado por la situación logística y sus dificultades en el transporte por carretera y marítimo. Por tipo de vehículo, la cifra de turismos exportados desciende el 1,6%, hasta las 125.863 unidades enviadas al extranjero, mientras que, en el caso de los vehículos comerciales e industriales han registrado un crecimiento del 85,9% en comparación con abril de 2022, con un total de 39.471 unidades.