18 de julio de 2024 | Actualizado 20:13

El mercado del transporte por carretera en España crecerá por encima de la media europea

Los pronósticos sitúan al mercado español con un crecimiento superior al europeo tanto este ejercicio como en la media anual hasta 2027
E.M.

Los vientos en contra de 2022, como la alta inflación y los precios de la energía, moderaron el crecimiento del mercado europeo de transporte de mercancías por carretera. La consultora de estudios de mercado sobre logística y cadena de suministro Transport Intelligence extiende dicha moderación al ejercicio actual. Por la disminución del volumen de negocio, el endurecimiento de las condiciones económicas y la debilidad de la demanda, el mercado europeo de transporte por carretera solo crecerá el 1,4% de media en términos reales, hasta alcanzar los 456.714 millones de euros (manteniendo los precios y tipos de cambio constantes). Sin embargo, la consultora prevé que el mercado español de mercancías por carretera crezca a un ritmo superior a la media europea tanto este ejercicio como hasta 2027. En el corto plazo, apunta a un incremento del transporte por carretera en España del 2,42% en términos reales, desde los 42.097 millones de euros de 2022 a los 43.115 millones de euros en 2023.

Según Transport Intelligence, “la disminución de la renta real, la rigidez de las condiciones financieras y la debilidad de la demanda exterior pesarán sobre la actividad y las perspectivas económicas de Europa”, aunque matizan que el descenso de los precios de la energía “debería seguir apoyando la actividad económica”. La consultora señala que los segmentos del mercado del transporte de mercancías por carretera, tanto a nivel de país como a nivel internacional (refiriéndose a Europa y al resto del mundo) experimentarán una desaceleración generalizada. En términos intracomunitarios, el comercio quedará lastrado por la atonía del Producto Interior Bruto (PIB).

Además, “según las últimas previsiones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Europa experimentará un débil crecimiento de las exportaciones de mercancías, del orden del 1,8%”, afirman desde Transport Intelligence. Esta dinámica motivará que, a nivel mundial, el crecimiento del mercado de transporte de mercancías por carretera también se ralentice, según pronostica la consultora: del 6,4% de crecimiento en 2022 al 3,4% de previsión para lo que resta de 2023.

43.115 millones de euros

Transport Intelligence sitúa en 43.115 millones de euros el negocio del transporte por carretera en España para 2023

Las previsiones también se enfocan de cara a 2027. Para dicho ejercicio, Transport Intelligence pronostica que el mercado total del transporte de mercancías por carretera de la región europea habrá crecido el 2,3% de media anual hasta alcanzar los 504.959 millones de euros. Valorando el crecimiento para el negocio en Europa que se acumulará entre 2023 y 2027, se prevé un ascenso del 10,5%. En el caso de España, esta previsión de crecimiento es de una décima más, del 10,6%, de los 43.115 millones previstos para este año a los cerca de 47.705 millones que se pronostican para 2027.

Pese a las perspectivas de crecimiento, la consultora británica matiza que estas previsiones a cinco años para el transporte de mercancías por carretera “son cada vez más inciertas y dependerán del resultado de diversos factores imprevisibles”. Entre ellos, citan la duración y el resultado de la guerra en Ucrania, la respuesta a la inflación, la posibilidad de que se endurezcan los criterios de concesión de préstamos, la escasez de conductores, la probabilidad de que suban los tipos de interés y el aumento de la base de costes de los servicios de transporte de mercancías por carretera, que “tendrán un fuerte impacto en el crecimiento o el decrecimiento del mercado”.

LA RECUPERACIÓN DEL COMERCIO IMPULSÓ EL MERCADO EN 2022
El mercado europeo del transporte de mercancías por carretera sumó un valor de 450.306 millones de euros en 2022, frente a los 435.084 millones de euros de 2021, lo que se traduce en un crecimiento del 3,5% en términos reales debido, en parte, a la desaceleración y volatilidad de Europa a lo largo del año, en palabras de Transport Intelligence. Más allá del revés de la guerra en Ucrania, “el primer semestre del año, el mercado europeo del transporte de mercancías por carretera se caracterizó por una fuerte demanda de los consumidores resultante del fin de las medidas contra el Covid-19 y los paquetes de estímulo económico funcionando a pleno rendimiento”, recuerda el análisis de la consultora británica. Además, el comercio internacional se aceleró, con un aumento del comercio intracomunitario del 22,8% en 2022 respecto al año anterior, argumenta la consultora. De esta forma, se impulsó el crecimiento del mercado internacional del transporte de mercancías por carretera, que creció el 6,4% en 2022.

Por países, Alemania, Reino Unido, Francia, España e Italia, las cinco economías más grandes de Europa, representaron el 58% de los ingresos totales del transporte de mercancías por carretera el año pasado. Alemania continuó liderando el mercado de Europa, representando el 18,5% del total. Reino Unido representó el 11% del total y los ingresos de Francia y España aportaron el 10% y el 9,4% respectivamente, mientras que Italia representó el 9,2% de los ingresos totales. Como apunta la consultora, el principal lastre para un mejora mayor de la actividad fue la baja producción del sector del automóvil, uno de los principales facilitadores de volúmenes de transporte por carretera de Europa. A pesar de un mayor suministro de semiconductores y componentes, las ventas de coches siguieron estando el 24% por debajo de los niveles previos a la pandemia, según los datos de Transport Intelligence.

Por otro lado, los ingresos de comercio electrónico en Europa disminuyeron el 9,3% interanual en 2022, debido principalmente a la normalización y estabilización de las ventas online en comparación con ejercicios anteriores. Además, “los clientes han reducido su gasto a raíz de las bajas previsiones de crecimiento y las perspectivas de inflación más altas”, añade el informe. Esta corrección del negocio del ecommerce también evitó que el crecimiento del transporte europeo de mercancías por carretera fuera mayor del registrado.