23 de junio de 2024 | Actualizado 5:35

Grupo Alonso y Transportes Portuarios se disputan la terminal intermodal de Can Tunis

Las dos ofertas son las únicas presentadas para gestionar la mayor superficie de activos de esta instalación ferroviaria ubicada en Barcelona
Centro logístico de Barcelona-Can Tunis | Adif

El gestor ferroviario Adif ha confirmado que son dos las ofertas presentadas para gestionar la terminal intermodal situada en el centro logístico de mercancías de Can Tunis (Barcelona), y del resto de espacios incluidos en la licitación que la entidad lanzó en el mes de abril. Se trata de Setemar, filial del Grupo Alonso y que ya realizaba la gestión de parte de estos activos , y Transportes Portuarios. Adif ha informado de que ahora “se procederá a la valoración de la información técnica y económica” de ambas ofertas, a la par que “no espera que vayan a llegar más”, dado que el plazo estipulado para ello por la entidad pública se cerró el 25 de mayo. La adjudicación se espera a partir del próximo 15 de junio, fecha de la apertura de los sobres económicos, y se contempla la entrega de los espacios para septiembre.

Transportes Portuarios busca unificar la gestión de actividades que tiene repartidas en otros inmuebles

Todos los contratos de los espacios licitados finalizaban este año, razón por la cual el gestor de infraestructuras optó por unirlos en un mismo paquete. Su gestión por parte de Grupo Alonso era fruto de adjudicaciones obtenidas a lo largo de varios años. Por su parte, Transportes Portuarios también tiene en concesión espacios situados en Can Tunis, ya que en verano de 2021 obtuvo, en unión temporal de empresas (UTE) con Captrain, la adjudicación de 28.232 metros cuadrados de superficie en la instalación, que incluyen varios inmuebles dedicados a la logística ferroviaria.

Fuentes de Transportes Portuarios han manifestado que tras su oferta hay la voluntad de “poder tener en un mismo emplazamiento las actividades que hasta ahora teníamos repartidas”. Actualmente, cuenta con un almacén en alquiler en Castellbisbal cuyas operativas movería a Can Tunis en caso de obtener la concesión y también dispone de un depot de contenedores en el puerto de Barcelona “cuya concesión finaliza en breve, con lo que podría trasladarse al depot de 29.805 metros cuadrados que se licita en Can Tunis. “Al ser una concesión de 20 años, nos da tranquilidad y fiabilidad de inversión”, afirman. Por otro lado, el espacio ganado en almacenamiento “podría ayudarles”, señalan, cuando su otro inmueble de la terminal se llena.

Asimismo, la oferta ha coincidido con el anuncio del operador intermodal de Transportes Portuarios, TPNova, de abrir una línea ferroviaria entre Madrid y Francia, con transbordo en la terminal que está ahora en licitación. “Somos un grupo que piensa en la intermodalidad, y tenerlo todo junto a nivel de gestión de recursos hemos pensado que sería bueno como estrategia”, señalan fuentes de la empresa.

3.200 utis

La terminal intermodal de Can Tunis ha gestionado cerca de 3.200 utis hasta abril de este año

Tanto Transportes Portuarios como Grupo Alonso optan ahora a la gestión de 98.530 metros cuadrados, la superficie de equipamientos más grande del centro logístico intermodal de Can Tunis. Esta instalación forma parte de la red de nodos estratégicos fijada por Adif, que ha revelado que hasta el mes de abril de este año, son “poco más de 2.800 trenes y casi 3.200 utis” las que han circulado por ella. En todo 2022, “fueron 10.700 trenes y más de 17.200 utis”. Más allá de la terminal intermodal y del depot de contenedores, el paquete licitado también incluye una nave logística de 10.875 metros cuadrados con muelles de carga y descarga, más de diez mil metros cuadrados de aparcamiento para camiones y un edificio de oficinas. Adif ofrece un contrato de arrendamiento de 15 años extensible a 20, con una renta mínima -superable por las ofertas- de 243.000 euros el primer mes, y de 82.025 euros para el resto de mensualidades del primer año, con incrementos cada tres ejercicios.

Asimismo, el concurso también estipula que el futuro arrendatario lleve a cabo una inversión inicial mínima de cinco millones de euros. Entre las mejoras a las que se dedique el desembolso, el pliego distingue entre una obligatoria y varias opcionales. En el primer caso, se debe implementar un sistema digitalizado para la gestión de los tráficos intermodales de la terminal que debe ser interoperable con el sistema de gestión de trenes del puerto de Barcelona (Sostrat). En cuanto a las opcionales, la concesión contempla la mejora de los inmuebles del paquete para dar cabida a un incremento de flujos de mercancías, así como a la obtención de mejores equipamientos para el tráfico intermodal en la terminal.