25 de junio de 2024 | Actualizado 20:30

La plataforma de Alcázar de San Juan capta el interés de los gigantes Kuehne Nagel y Dcoop

La empresa exportadora de equipos sanitarios y militares Tecnove también confía en el atractivo del futuro puerto seco del municipio manchego
El director general en Kuehne Nagel España, Miguel Ambielle; la experta en Transporte, Logística y Movilidad en Deloitte, Sara Hernández; y el director general de Dcoop, Gabriel Trenzado, durante la presentación del proyecto en el SIL 2023 | E.M.

La multinacional transitaria Kuehne Nagel, la firma agroalimentaria Dcoop y la empresa exportadora de equipos sanitarios y militares Tecnove han mostrado interés en el proyecto de puerto seco del Alcázar de San Juan (Ciudad Real). La futura plataforma intermodal de 70.000 metros cuadrados aprovechará el nodo ferroviario ya existente en el municipio, de 24 vías, y se prevé la habilitación de dos líneas ferroviarias más, una dirección a Madrid y otra enlazando con la red existente. Además, el proyecto proyecta la construcción de un parque logístico en la zona, el cual abarcará entre 50.000 y 70.000 metros cuadrados más.

La firma de consultoría global Deloitte ha llevado a cabo el estudio de viabilidad del futuro desarrollo y ha expuesto algunas de las conclusiones durante el SIL 2023 celebrado en Barcelona. Inicialmente, la terminal se diseñó para dar cabida a trenes de 550 metros de longitud, pero el puerto de Valencia, como uno de los impulsores del proyecto, ha solicitado su ampliación a longitudes de hasta 740 metros. La actual terminal de clasificación de Adif estará conectada a esta terminal, aunque se mantendrá “absolutamente independizada”, según ha destacado la experta en Transporte, Logística y Movilidad en Deloitte, Sara Hernández.

El puerto seco manchego contempla infraestructuras para trabajar con trenes de más de 700 metros de longitud

El proyecto, promovido por el Gobierno de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan y la Autoridad Portuaria de Valencia prevé con una inversión aproximada de 10,4 millones de euros. Según las estimaciones realizadas por la consultora Deloitte, con los datos aportados solamente por cinco de los principales cargadores regionales, se espera alcanzar el 60% del tráfico inicial necesario para asegurar la viabilidad del proyecto. Esto, según Hernández, demuestra “el potencial y el interés que ha despertado entre los actores clave del sector”. También en el análisis realizado por Deloitte se ha identificado una bolsa de cargas de 70.000 contenedores de exportación a través del puerto de Valencia.

El director general en Kuehne Nagel España, Portugal y Malta, Miguel Ambielle, ha destacado que la terminal será diseñada para ser ecosostenible. En este sentido, se trabajará en habilitar la estación para que los vehículos puedan recargar en el mismo lugar, reduciendo así la huella medioambiental de las operaciones, ha señalado Ambielle.

Por su parte, el director general de la Autoridad Portuaria de Valencia, Francesc Sánchez, ha manifestado que el desarrollo de la plataforma de Alcázar de San Juan “cumple con objetivos que dotan al proyecto de gran capacidad de arrastre como: la expansión del ferrocarril, la descarbonización de la actividad logística, la creación de empleo en la España interior, la eficiencia operacional derivada de la aproximación a la carga, la dinamización de la economía local y la articulación del territorio, entre otros”. Además, ha defendido que “el ferrocarril es la mejor herramienta para el interior y su desarrollo en esta zona mejorará la relación con las empresas de nuestro hinterland”.