26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

El ministerio de Transportes aumenta la cuantía de los ecoincentivos ferroviarios

La segunda convocatoria incrementa la partida de 20 a 25 millones de euros, en línea con el alza de los fondos europeos asignados al programa
Pixabay

El Gobierno, a través del ministerio de Transportes, ha incrementado los fondos para ecoincentivos ferroviarios en la segunda convocatoria de este programa de subvenciones enmarcado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Esta segunda llamada está dirigida a subvencionar los tráficos ferroviarios realizados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2023. La principal novedad es que el ministerio ha vuelto a revisar al alza la cuantía de las subvenciones en cinco millones de euros: ha pasado de los 20 millones contemplados en el borrador preliminar a 25 millones de euros. El incremento se ha producido, según Transportes, “tras el aumento de los fondos europeos asignados al programa de ecoincentivos ferroviarios y la mejora de las bases para adaptar las ayudas a la coyuntura económica marcada por el alza de los precios de la energía, los problemas en las cadenas de suministros y la invasión de Ucrania por parte de Rusia”.

Además, la resolución del ministerio, que ya se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), afirma que esta cuantía total máxima podrá tener “la posibilidad de ampliarse en función de los créditos disponibles sin necesidad de una nueva convocatoria”. Es la segunda vez en poco más de seis meses que el Ejecutivo aumenta las partidas destinadas a los ecoincentivos del transporte ferroviario. El pasado mes de diciembre, se situaron en 15 millones de euros sobre la dotación presupuestaria total del programa, que inicialmente contaba con 60 millones de euros de los fondos europeos. Los fondos extra provenían del programa de ayudas a empresas en concurrencia competitiva para un transporte sostenible y digital. En diciembre, también se actualizó la forma de calcular la cuantía del ecoincentivo para favorecer el incremento de tráficos en este modo de transporte.

El periodo para solicitar esta segunda partida de ayudas comenzará el 1 de enero y finalizará el 1 de abril de 2024. Para solicitarlas, los operadores ferroviarios de mercancías deberán presentar la documentación requerida por vía electrónica en el portal de gestión de subvenciones del ministerio a partir del 1 de enero del año que viene. Si el crédito solicitado por las entidades interesadas exceda el presupuesto disponible, se procederá al prorrateo entre los beneficiarios del importe global máximo, sin perjuicio de la posibilidad de aumentar el crédito final de la convocatoria, en caso de que se dispusiera de nuevos remanentes antes de que se apruebe la resolución. Las empresas recibirán las subvenciones si, durante 2023, registran un tráfico mayor o igual a la media de los tráficos realizados durante el mismo periodo de los dos años anteriores, y una ocupación o eficiencia de más del 20%, entre otros requisitos.

Los operadores podrán discriminar los meses con funcionamientos anómalos por causas ajenas al sector

Excepcionalmente, se formula un mecanismo alternativo de cálculo del ecoincentivo al que se pueden acoger las empresas ferroviarias, discriminando los meses con funcionamiento ordinario de aquellos se hayan registrado anomalías por causas externas al sector. Se considera subvencionable cualquier tipo de tráfico (intermodal, automoción, etc), a excepción del carbón. Cuanto mayor sea la reducción de los costes externos medioambientales y socioeconómicos, mayor será la ayuda que se percibirá, según afirma el ministerio. De este modo, se dará una mayor ayuda a la tracción eléctrica que al diésel y se primará un mayor grado de ocupación de los vagones de carga. “Si un operador utiliza locomotoras eléctricas en todos sus movimientos, registra una ocupación mayor o igual al 40% e incrementa su actividad en, al menos, el 8%, podrá optar a un ecoincentivo máximo de 0,78 céntimos por tonelada-kilómetro transportada”, ejemplifica el ministerio. Por el contrario, si opera con tracción diésel, la subvención máxima a la que puede optar se reduce a 0,46 céntimos por tonelada-kilómetro.

Se prevé en 2024 una tercera convocatoria con otro aumento, en función de los excedentes de otros años

En cambio, si el aumento de los tráficos es menor al 8%, la ayuda máxima se minorará en función de la tasa de crecimiento. Es decir, el ecoincentivo se ajusta mediante una proporción lineal entre el mínimo, que es el 50% del máximo, y el máximo fijado. En cualquier caso, la cuantía anual de la subvención deberá ser inferior al 30% del coste total del transporte ferroviario. De cara a 2024, está previsto que se apruebe una tercera convocatoria con una cuantía que podría ser ampliada, previsiblemente, hasta los 25 millones de euros, igual que esta segunda, en función de posibles excedentes de anualidades anteriores. Por su parte, el plazo para solicitar las ayudas de la primera convocatoria, que subvencionan los tráficos de mercancías realizados entre el 30 de abril y el 31 de diciembre de 2022, terminó el pasado 30 de marzo, habiéndose recibido un total de nueve solicitudes. Actualmente, la convocatoria de 2022 se encuentra en fase de evaluación.