18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

Repsol suministrará biocombustible a XPO en España para reducir la huella de carbono

La compañía energética tiene previsto entregar este año un millón de litros de combustible renovable HVO al operador logístico
XPO

El operador logístico XPO Logistic recibirá hasta un millón de litros de biocombustibles este año suministrado por Repsol para disminuir las emisiones de sus actividades de transporte. Esta iniciativa de descarbonización diseñada por XPO busca ofrecer a sus clientes de transporte por carretera una transición más rápida hacia el uso de un combustible renovable, conocido también como HVO (Aceite Vegetal Hidrotratado), capaz de reducir hasta el 90% las emisiones de dióxido de carbono frente a los tradicionales y sin necesidad de realizar ninguna modificación en la flota actual de vehículos, han descrito desde Repsol y XPO.

El biocombustible se suministrará en la red propia de estaciones de XPO al servicio de los más de 2.500 vehículos que operan al servicio de la compañía de forma regular en España para realizar los servicios de transporte en carga completa, carga parcial, paletería, y entregas domiciliarias, entre otros. “Estamos orgullosos de anunciar el lanzamiento en España y de hacerlo además en alianza con Repsol, una gran empresa de multienergía y uno de nuestros principales socios en la Península Ibérica, con quien compartimos el compromiso por una transición energética justa hacia un futuro de bajas emisiones”, ha subrayado el director general del sur de Europa y Marruecos de XPO, Massimo Marsili.

El biocombustible es compatible con la flota actual e infraestructuras de distribución y repostaje existentes

Para la gerente senior de Productos Energéticos de Movilidad en Repsol, Estíbaliz Pombo, esta alianza con XPO refuerza el compromiso de Repsol con los combustibles renovables, uno de los principales ejes para llegar a ser una compañía cero emisiones netas en el 2050. Además, ha destacado que los combustibles renovables son ya una solución que reducen de manera inmediata las emisiones del transporte y son compatibles con la flota actual e infraestructuras de distribución y repostaje existentes sin necesidad de realizar ninguna modificación. “Estos combustibles aumentan el abanico de tecnologías sostenibles para la movilidad, lo que ayuda a los usuarios a elegir la que mejor se adapte a sus necesidades”, ha añadido.