21 de mayo de 2024 | Actualizado 19:16

Galigrain construirá su cuarta nave de almacenamiento en el puerto exterior de A Coruña

La cuarta nave de Galigrain en Punta Langosteira tendrá 17.411 metros cuadrados habilitados para gestionar cualquier tipo de mercancía
Autoridad Portuaria de A Coruña

La empresa estibadora Galigrain, del grupo Nogar, ha iniciado el procedimiento para construir una nueva nave de almacenamiento en el puerto exterior de A Coruña, también conocido como Punta Langosteira. La nave tendrá 17.411 metros cuadrados y estaría situada en una parcela de 21.049 metros cuadrados, según la información aportada por la autoridad portuaria. Con esta ampliación de su concesión, la empresa pasará a disponer en el muelle de Punta Langosteira de cuatro naves para el almacenamiento y gestión de mercancías, además de un espacio semicerrado y, en otra zona del puerto, una terminal de graneles líquidos de 4.800 metros cuadrados.

90.000 metros cuadrados

Galigrain sumará una superficie concesionada superior a 90.000 metros cuadrados

En total, Galigrain sumará una superficie concesionada superior a 90.000 metros cuadrados, como consecuencia de las continuas ampliaciones de sus instalaciones iniciales, con una inversión propia que superará los 41 millones de euros. Fuentes de la empresa han indicado que el nuevo almacén estará habilitado para gestionar cualquier tipo de mercancía, si bien el producto principal seguirán siendo los graneles, y especialmente los agroalimentarios con destino a la alimentación de la cabaña ganadera de Galicia, otras provincias del norte de España y el norte de Portugal.

La apuesta por el tráfico agroalimentario de grupo Nogar en A Coruña consolida la posición del enclave “como líder del noroeste de España en el ámbito de los graneles alimentarios”, según la autoridad portuaria. De hecho, según sus cálculos, “el 70% de las materias primas para la alimentación de la cabaña ganadera y avícola de Galicia se canalizan mediante las empresas logísticas instaladas en el puerto coruñés, y de forma muy destacada en la dársena de Punta Langosteira”.

El producto principal seguirán siendo los graneles, y especialmente los agroalimentarios

De hecho, la compañía continúa habilitando sistemas mecanizados de descarga y transporte de los cereales desde los buques hasta los almacenes, mediante un circuito cerrado de cintas, tolvas y torres de transferencia. “Esta automatización de las operaciones permitirá incrementar la productividad y eficiencia de las labores de estiba, y mejorar las condiciones ambientales de todo el proceso, con una infraestructura que constituirá la terminal de descarga de cereales más moderna de España”, subrayan desde la autoridad portuaria gallega. La terminal del grupo Nogar ha destinado ya 14 millones de euros a este proyecto de automatización.