30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

El Gobierno despliega una partida de 1.000 millones de euros para los avales a los armadores

Esta medida y la prórroga de ayudas a las navieras que operan en líneas de interés público entran en vigor tras su publicación en el BOE
APM Terminals

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy las dos medidas tocantes a las ayudas al transporte marítimo de mercancías que se aprobaron en el Consejo de Ministros del pasado martes. Por un lado, han quedado aprobadas las prórrogas en las ayudas a las navieras que operan en líneas de navegación de interés público; y por otro, el Ejecutivo ha dado a conocer la cifra exacta de la partida con la que contará la línea de avales públicos para la renovación de la flota de los armadores españoles. El montante ascenderá hasta los 1.000 millones de euros. Ambas disposiciones entran en vigor desde hoy, junto con la extensión en seis meses más de las ayudas a los carburantes para el transporte de mercancías por carretera.

Máximo de 80%

El importe del aval será, como máximo, el 80% del precio del buque comprado o del coste de su renovación

De esta forma, el artículo 213 del BOE recoge que con esta línea de avales “se garantizarán las obligaciones derivadas de operaciones de crédito concertadas por los armadores domiciliados en España para la renovación de la flota bajo su control con la finalidad, declarada de interés público de mejorar su rendimiento medioambiental”. El importe avalado será, como máximo, el 80% del precio total del buque de nueva compra o de las transformaciones financiadas que se hayan realizado en un buque de hasta 15 años de antigüedad. En caso de que un aval se otorgue antes de que se lleve a término la transformación del buque, la ayuda quedará condicionada a que dicha transformación se produzca dentro de los seis meses siguientes a la fecha de notificación de la entrega del aval.

En cualquier caso, matiza el Real Decreto publicado, “la autorización de avales se basará en una evaluación de la viabilidad económico-financiera de la operación y del riesgo” y exigirá el registro y el abanderamiento de los buques avalados en un Estado miembro de la Unión Europea durante todo el periodo de vigencia de la ayuda. Del lado de las prórrogas de las ayudas al transporte marítimo de cabotaje, la normativa hace oficial su nueva duración durante otros seis meses y certifica las cifras de seis céntimos por milla navegada por tonelada de arqueo bruto (GT) durante los tres primeros meses; y de tres céntimos por milla por GT durante los tres meses siguientes. “La ayuda se calculará para cada uno de los buques de pasaje, o de pasaje y carga rodada en régimen de pasaje, que operen en la línea”, explica el Real Decreto.

La configuración de estas subvenciones permite que, por un lado, se adapte a la diversidad de tamaños en los buques que pueden operar en estas líneas, y por otro, a la diferente intensidad que el consumo de combustible representa en la estructura de costes para las diversas navegaciones comprendidas, recoge la norma publicada en el BOE. Adicionalmente, la configuración de esta medida persigue fomentar el ahorro energético en los operadores marítimos. Para la financiación de estas prórrogas, el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha aprobado un suplemento de crédito por importe de 27,3 millones de euros. “El objetivo de esta ayuda no es otro que el permitir la continuidad en precio, cantidad, calidad y continuidad de los servicios marítimos de interés público, autonómicos o estatales, que para estos territorios tiene una consideración similar a la de los servicios de transporte público en territorio peninsular”, afirma el Real Decreto.