25 de junio de 2024 | Actualizado 20:30

Los promotores de la plataforma de Alcázar de San Juan abren el accionariado al capital privado

Los impulsores del proyecto han acordado que el 30% del capital de la plataforma logística e intermodal esté en manos del sector privado
Ayuntamiento de Alcázar de San Juan

El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Autoridad Portuaria de Valencia han acordado que el 30% del capital de la nueva plataforma logística e intermodal de la localidad esté en manos del sector privado. Precisamente en junio, durante el desarrollo del Salón Internacional de Logística en Barcelona (SIL), la multinacional transitaria Kuehne Nagel, la firma agroalimentaria Dcoop y la empresa exportadora de equipos sanitarios y militares Tecnove hicieron público su interés en el proyecto de puerto seco.

La decisión de abrir parte del accionariado al capital privado se ha tomado durante un encuentro de trabajo entre la alcaldesa de este municipio, Rosa Melchor; el consejero de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando; el director general de la Autoridad Portuaria de Valencia, Francesc Sánchez; y representantes de Valencia Plataforma Intermodal (VPI) como Fátima Zayed; entre otros. En el encuentro también se ha abordado el modelo institucional para la constitución de la sociedad promotora de la nueva infraestructura, así como aprobar los trámites iniciales para la adjudicación directa del anteproyecto de la terminal. En este sentido, la sociedad promotora ha tomado la decisión de construir una plataforma de 750 metros, la longitud máxima posible, a petición del puerto de Valencia.

La futura plataforma intermodal de 70.000 metros cuadrados aprovechará el nodo ferroviario ya existente en el municipio, de 24 vías, y se prevé la habilitación de dos líneas ferroviarias más, una dirección a Madrid y otra enlazando con la red existente. Además, el proyecto proyecta la construcción de un parque logístico en la zona, el cual abarcará entre 50.000 y 70.000 metros cuadrados más, según estimaciones de los impulsores del proyecto.

Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ve esta nueva terminal como una “garantía para que las empresas de la región tengan acceso directo a los mercados mundiales a través de la conexión con los muelles del puerto de Valencia”. De hecho, el proyecto está promovido por el Ejecutivo regional, el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan y la Autoridad Portuaria de Valencia y cuenta con una inversión aproximada de 10,4 millones de euros.