30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

El efecto multiplicador del clúster portuario lo sitúa en el centro de la economía valenciana

Cada euro invertido por el tejido portuario genera tres más en la economía valenciana, y en el caso del empleo, llega a quintuplicarlo
Presentación del del 'Estudio de impacto económico y social de los puertos de la Autoridad Portuaria de Valencia' | E.M.

La actividad de los recintos gestionados por la Autoridad Portuaria de Valencia (Valencia, Sagunto y Gandía) suma un valor añadido de 3.216 millones de euros, según el análisis elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI) y Prometeia. Además, el estudio impulsado desde la autoridad portuaria concluye que por cada euro que genera el clúster portuario se añaden tres euros más a la economía valenciana. También en la generación de empleo se produce un efecto tractor, en este caso, mayor que en el valor añadido: por cada persona empleada en las actividades portuarias se generan otros cinco puestos más de trabajo en la Comunidad Valenciana. Estas cifras sitúan a la comunidad portuaria y su tejido empresarial como uno de los principales protagonistas de la economía valenciana.

3,07%

El valor añadido generado por los puertos valencianos supone el 3,07% del PIB de la comunidad

“Los puertos tienen un efecto tractor de la economía, es una actividad muy importante desde el punto de vista de volumen y empleo y de capacidad tractora para la economía”, ha destacado el director del área de economía aplicada de AFI, Diego Vizcaíno. Este es el objetivo del ‘Estudio de impacto económico y social de los puertos de la Autoridad Portuaria de Valencia’, “demostrar la realidad de lo que suponen los puertos para las ciudades y la sociedad”, ha resaltado el presidente de Propeller Valencia, Alfredo Soler. Precisamente, para observar y analizar su contribución, se han marcado el objetivo de actualizar cada año este estudio para realizar comparativas sobre su evolución.

El estudio actual se ha elaborado con datos correspondientes al ejercicio 2019, “porque lo queremos comparar con 2016, año del anterior estudio de impacto económico elaborado por la Universidad Politécnica de València (UPV), y no queríamos que los datos estuvieran contaminados por los efectos del Covid-19 y demás”, ha concretado el presidente de Propeller Valencia. En el trabajo de la Universidad Politécnica de Valencia de 2016, se estableció un valor por parte del tejido portuario de 2.500 millones de euros (que representaba el 2,39% del Producto Interior Bruto total de la Comunidad Valenciana).

Tres años después, AFI y Prometeia sitúan este valor añadido en 3.216 millones de euros (cifra que equivale al 3,07% del del PIB total de la comunidad autónoma). Comparando ambos, se aprecia como en tres años, la aportación del puerto al valor añadido bruto del territorio se ha incrementado en 716 millones de euros (+29%). “Es un motor en nuestra economía y se parece a los sectores principales de la comunidad, además, para las industrias, el puerto es esencial para su desarrollo y competitividad”, ha manifestado el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Joan Calabuig.

En relación con la capacidad de generar empleo, la actividad en los puertos de interés general de la provincia de Valencia en 2016 generaba 38.866 puestos de trabajo; es decir, el 2,09% del total del empleo autonómico. En el estudio actual, utilizando la misma metodología, la cifra asciende a cerca de 50.000 puestos de trabajo en 2019, lo que representa el 2,5% del total de la Comunidad Valenciana. Estos 50.000 empleos indicarían que, en tres años, el clúster portuario valenciano ha logrado crear más de 10.000 nuevos puestos de trabajo, lo que representa un incremento del 27%.

La cifras de la comunidad portuaria de Valencia en el ámbito del empleo todavía son más elocuentes en la comparativa realizada por el Propeller de Valencia con otras empresas o actividades del territorio. Por ejemplo, los miembros de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer) aglutinan 68.850 empleos, unos 19.570 más que el tejido empresarial portuario, y la gigafactoría de baterías de Volkswagen en Sagunto prevé generar 42.200 puestos de trabajo, 7.000 menos que la comunidad portuaria de la provincia de Valencia. 

Todos estos datos son posibles, según Alfredo Soler, por la alta competitividad de los recintos valencianos para las empresas exportadoras. En ese sentido, ha subrayado la alta conectividad del puerto de Valencia y la importancia de esta para la economía. “Somos el mejor conectado del Mediterráneo y eso nos sitúa como el mejor posicionado respecto al resto de países”, ha recordado.

“La infraestructura no está preparada en estos momentos para atender la demanda futura”
Alfredo Soler Presidente de Propeller Valencia

Además, el presidente del Propeller de Valencia ha destacado la importancia de ser un puerto hub dedicado al tráfico de transbordo. Aunque “hay gente que sostiene que solo genera riqueza a los portuarios, tener esa capacidad nos permite tener conexión directa a muchos puertos y el coste del transporte marítimo lo marca la mano de obra en carga y descarga, por tanto, es importante tener las conexiones”, ha explicado Alfredo Soler. En este sentido, la conectividad también permite contar con “una gran capacidad para atender a los megabuques cuando necesitan servicios reefer adicionales, ya que esto es lo que consigue que no se incrementen tanto los costes logísticos”, ha añadido. Por ello, ha instado a “no perder estos tráficos de transbordo y a evitar situaciones de congestión que nos hagan perderlo”. 

Por otro lado, el presidente de Propeller Valencia ha recordado que la puesta en marcha de la gigafactoría de Volkswagen y la recuperación de la actividad económica, sobre todo en industrias como la turística o la azulejera, va a requerir del crecimiento de las infraestructuras portuarias. “En estos momentos, no estamos preparados para atender esa demanda futura”, ha advertido. Respecto a la creación de estas infraestructuras, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Joan Calabuig, ha instado al Gobierno central a crear un marco de consenso para poder “ejecutar infraestructuras e inversiones estratégicas para la Comunidad Valenciana” . 

“Tiene que haber un marco de consenso para ejecutar infraestructuras estratégicas” 
Joan Calabuig Presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia

Además, ha pedido que se dejen de utilizar las cuestiones del puerto para ganar votos y que no permitan que “el puerto de Valencia se convierta en un campo de batalla”. El retraso en la creación de estas infraestructuras “puede afectar a la competitividad de las empresas valencianas en los mercados exteriores y provocar congestiones y desvíos de tráficos a otros recintos”, ha advertido Calabuig.