15 de julio de 2024 | Actualizado 10:12

La disminución de tráficos con Asia y Rusia arrastra a la baja los resultados de Rotterdam

El recinto importa menos contenedores del continente asiático y canceló este tráfico con Rusia por las sanciones derivadas de la guerra
Autoridad Portuaria de Rotterdam

El puerto con más tráfico de Europa, Rotterdam (Países Bajos), ha registrado el 5,5% menos de mercancía durante el primer semestre de 2023 que el año pasado. Concretamente, la dársena neerlandesa se ha quedado en los 220,7 millones de toneladas, cuando a estas alturas de 2022 registraba 233,5 millones de toneladas. Aunque la atonía salpica a todas sus principales partidas, el tráfico contenerizado, uno de los principales del recinto, arrastra los resultados: el descenso es del 9,3% en toneladas y del 8,1% en teus. La autoridad portuaria señala, en este sentido, la caída de la demanda de contenedores de importación procedentes de China, junto a “la cancelación de los volúmenes con Rusia”, producto de las sanciones europeas contra el país por la guerra contra Ucrania.

6,7 millones de teus

La cifra global de teus del puerto ha sido de 6,7 millones al cierre del primer semestre

En concreto, Rotterdam ha movido 64,4 millones de toneladas en contenedor, mientras que la cifra de teus en el primer semestre es de 6,7 millones. Pese a los descensos, la autoridad portuaria añade que “la fiabilidad de los horarios de navegación ha continuado mejorando durante el año, lo que llevó una mejora en el volumen gestionado en el puerto y el hinterland”. Por otro lado, la carga general no contenerizada habría descendido el 11,5% (se queda en 3,4 millones de toneladas), principalmente debido a un trasvase al contenedor por el bajo coste de los fletes.

La otra partida con un fuerte impacto en los tráficos es la de los graneles sólidos, que decrecen el 11,7%. Tras ello se encuentra la caída de la demanda del carbón, que Rotterdam atribuye a un mayor uso de las renovables en sus principales destinos, Alemania y Países Bajos. Ese tráfico desciende el 14,5%. En cambio, los graneles líquidos solo retroceden el 0,6%, sostenidos en gran medida por el gas natural licuado (GNL), que “continuó creciendo en la primera mitad del año hasta los 5,9 millones de toneladas”, es decir, el 9,8% más que en 2022. Los productos que descienden son el crudo (-1,4%) e hidrocarburos (-1,9%). La autoridad portuaria también indica que el GNL se importa en mayor medida de Estados Unidos (62% de la cuota) y el crudo ruso ha sido sustituido por producto del país americano, el oeste de África, Oriente Medio y Noruega.

La Autoridad Portuaria de Rotterdam prevé terminar el ejercicio con un pequeño descenso en sus volúmenes

“Observado el año entero, esperamos un pequeño descenso en los volúmenes de tráfico como respuesta a las incertidumbres que causan la situación geopolítica actual y la alta inflación. Un crecimiento limitado en la economía neerlandesa y las recesiones en el extranjero están deprimiendo los volúmenes de comercio mundial y producción industrial”, han indicado las fuentes de la autoridad portuaria de Rotterdam. En todo caso, el consejero delegado interino del recinto neerlandés, Boudewijn Siemons, ha puesto en valor las inversiones del puerto en cuanto a nuevos espacios concedidos para la construcción y ampliación de las terminales de APM y RWG, que “pueden resultar en un flujo potencial de cuatro millones de teus adicionales”. “Se han hecho importantes avances en cuanto a la construcción y adecuación de nuevos terrenos para hacerle espacio al import y export de hidrógeno verde, entre otras cosas”, ha añadido el directivo.

ROTTERDAM MANTIENE UNA FACTURACIÓN POSITIVA
Pese a los tráficos, el puerto de Rotterdam ha alcanzado una facturación de 416,5 millones de euros en el primer semestre de 2023. Ello supone 4,3 millones de euros más que en el mismo periodo del año anterior, que la autoridad portuaria atribuye a las tasas por uso del recinto y a sus concesiones y arrendamientos. Sin embargo, también los costes de explotación han ascendido en 10,2 millones de euros, “y como resultado, el ebitda cayó en en 5,9 millones de euros hasta los 281,9 millones”, ha concretado la autoridad portuaria. El resultado neto del ejercicio también desciende, y se queda en 116,5 millones de euros, 26,1 millones por debajo del mismo periodo de 2022.