14 de julio de 2024 | Actualizado 16:57

Volvo Cars reduce su huella de carbono en el modo marítimo con el uso de biocombustibles

Los servicios marítimos contratados a DB Schenker han movido ya con biocombustibles 12.000 contenedores con repuestos para automóviles
Shutterstock

La multinacional transitaria DB Schenker utiliza biocombustibles marítimos para los servicios de transporte marítimo que realiza para el fabricante de automóviles Volvo Cars. Concretamente, ya son 12.000 contenedores con repuestos para automóviles que ha contratado Volvo con la firma transitaria que se han movido por vía marítimo con biocombustibles. En cálculos anuales proporcionados por las dos empresas, el uso de biocombustible constituye un ahorro de aproximadamente 9.000 toneladas de CO2 respecto a los buques propulsados por combustibles fósiles.

El acuerdo comenzó en junio y conecta la planta de Gotemburgo de Volvo con tres puertos de Estados Unidos

La colaboración entre la empresa de logística y la marca automovilística comenzó en junio y conecta, entre otros puntos, la planta de producción de Gotemburgo (Suecia) de Volvo Cars con los puertos de Savannah, Newark y Nueva York (Estados Unidos). “Nuestro compromiso es ayudar a los clientes a reducir sus emisiones provenientes del transporte y la distribución, y sólo lo lograremos si los cargadores y transportistas trabajan en estrecha colaboración”, valora el miembro de la junta global de Transporte Aéreo y Marítimo de DB Schenker, Thorsten Meincke.

El combustible renovable utilizado para estos transportes, en concreto el biocombustible de segunda generación del tipo éster metílico de aceite de cocina usado, tiene un menor impacto en el medio ambiente de acuerdo con la directiva de Energías Renovables de la Unión Europea. La transitaria explica que si el combustible renovable no estuviera disponible en un envío específico para Volvo Cars, se utilizaría para el transporte de otro cliente en su lugar y se le asignará a Volvo Cars a través de la metodología del balance de masa. Este método, explican ambas firmas, está auditado periódicamente por terceros y garantiza que la reducción general de combustibles fósiles sea realmente puesta en práctica. 

“Asociaciones sólidas como esta con los principales proveedores de logística son fundamentales para explorar nuevas posibilidades, como el uso de combustibles renovables para el transporte marítimo”, afirma el director de Operaciones y director general adjunto de Volvo Cars, Javier Varela. El fabricante de automóviles afirma que sigue explorando oportunidades para lograr una cadena de suministro más sostenible y también pretende “impulsar al resto de la industria automovilística a que demanden un transporte marítimo eficiente en sus emisiones”.