26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Adif mejora la conectividad de Zaragoza con los puertos de Valencia y Barcelona

El importe de 49,5 millones de euros irá destinado a actuaciones para construir subestaciones eléctricas de tracción y ampliar apartaderos
Adif

El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha licitado, a través de Adif y por un importe de 49,5 millones de euros, varias actuaciones que supondrán un avance en la interoperabilidad y la mejora de las prestaciones de la red ferroviaria que discurre por Aragón, especialmente para los tráficos de mercancías desde Zaragoza. En concreto, se han licitado trabajos por valor de 38,4 millones de euros para la electrificación entre Zaragoza y Sagunto y más de 11,1 millones de euros en la ampliación de apartaderos en el caso de la línea entre Zaragoza y Barcelona. Estas dos actuaciones forman parte del conjunto de inversiones previstas para mejorar la conectividad con Zaragoza de los puertos de Barcelona y Valencia, respectivamente.

38,4 millones de euros

Los trabajos licitados para electrificar la línea entre Zaragoza y Sagunto ascienden a 38,4 millones de euros

En el caso de las acciones para electrificar la línea entre Zaragoza y Sagunto, se han licitado actuaciones con una inversión de de 38,4 millones de euros para la construcción de las subestaciones eléctricas de tracción de Cariñena y Villafranca, la línea aérea de alta tensión de 220 kilovatios y los centros de autotransformación. “Con esta inversión se avanza un paso más en la electrificación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto“, ha afirmado el ministerio. Esta línea es estratégica por su ubicación geográfica para la conexión por ferrocarril entre el Mediterráneo y el Atlántico y conecta con las áreas portuarias de Valencia y Bilbao y con los nodos logísticos de Platea (Teruel), Zaragoza-Plaza y Júndiz (Vitoria), tal y como han recordado desde Adif.

Los trabajos licitados para la electrificación de la línea de Zaragoza-Teruel-Sagunto incluyen obras civiles y de construcción, ejecución de estructuras, montaje de equipamientos, canalizaciones, accesos, sistemas de seguridad, pruebas y puesta en servicio, tanto para la construcción de las dos subestaciones eléctricas como de la línea aérea de alta tensión y los centros de autotransformación. Igualmente, se encuentra en fase de contratación la asistencia técnica para estas obras por importe cercano a los 600.000 euros. Estos trabajos se inscriben en el plan director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, de 311 kilómetros, con una inversión de 450 millones de euros, con el que se mejora la infraestructura para seguir potenciando el tráfico ferroviario, especialmente el de mercancías, “adaptando los parámetros a los estándares de altas prestaciones, nacionales e internacionales”, según el ministerio.

En el caso de los apartaderos, que serán hasta una longitud útil de 750 metros, la inversión de 11 millones decurso permitirá crearlos en las estaciones de Zaragoza, Chiprana, Nonaspe (Zaragoza) y Flix (Tarragona), en el corredor de ancho convencional Zaragoza-Caspe-Tarragona-Barcelona. “Estas actuaciones mejorarán las prestaciones del corredor Madrid-Barcelona y, con ello, la fiabilidad y calidad de las condiciones de las operaciones de circulación de los trenes de mercancías”, afirman fuentes del ministerio.

Se destinan más de 11 millones para ampliar a 750 metros cuatro apartaderos entre Zaragoza y Barcelona

La ampliación de los apartaderos en estas estaciones facilitará el estacionamiento y apartado de trenes de longitud estándar, reforzando la interoperabilidad de la red ferroviaria y potenciando el transporte de mercancías por ferrocarril. Para alcanzar la longitud útil de 750 metros, se actuará sobre el esquema de vía, se adaptarán trazados para facilitar las ampliaciones, se modificará el uso de determinadas vías y se renovarán la superestructura, el sistema de electrificación y las instalaciones de seguridad y comunicaciones.

En el caso de Chiprana, la actuación contempla una nueva vía pasado el túnel, en dirección Tarragona, con una longitud de casi 1,3 kilómetros, adosada a la vía general. En la estación de Nonaspe se ha previsto que la vía 3 se prolongue por el lado Tarragona, con el objeto de no interferir con el uso comercial. En Flix, donde se dispone de cinco vías, los trabajos se concentrarán en la superestructura, electrificación e instalaciones. Todas estas actuaciones contarán financiación europea a través del Plan de Recuperación.