19 de mayo de 2024 | Actualizado 6:09
Manchas del derrame próximas a la costa | Gobierno de Gibraltar

Gibraltar mantiene cerrado el bunkering tras un vertido en una operación de suministro

Se estima un derrame de entre 1.000 y 2.000 litros de combustible bajo en azufre provocado durante un suministro barco a barco

La Autoridad Portuaria de Gibraltar ha retomado todas sus actividades a excepción de las de suministro de combustible o bunkering, que se mantienen cerradas tras un vertido provocado durante una operación de suministro ship-to-ship (barco a barco). El Gobierno de Gibraltar ha cifrado el derrame provocado el 1 de agosto en una horquilla de entre 1.000 y 2.000 litros. El vertido se ha producido durante una operación de carga de combustible bajo en azufre por parte de la embarcación ‘Gas Venus’, de bandera panameña y construido en 2017. Según apuntan diversos medios, el capitán del tanquero ha sido detenido.

La Capitanía Marítima gibraltareña ha corroborado que la mayor parte del combustible derramado se concentra en las áreas de Camp Bay, Rosia Bay y Little Bay, además de una afectación parcial en el área conocida como Seven Sisters. En todo caso, el Gobierno del Peñón ha asegurado que “no quedan grandes parches de petróleo que floten libremente en la bahía”. La Autoridad Portuaria de Gibraltar ha desplegado hasta ocho embarcaciones para los trabajos de limpieza. A lo largo de ayer, día 2 de agosto continuaron monitorizando la zona con drones y realizando tareas de recogida de combustible, que se suspendieron a partir de las 16.30 a causa de la marea alta. Las labores se retomarán hoy, día 3 de agosto.

Según el Ejecutivo gibraltareño, “aunque tomará varias semanas cuantificar el impacto ambiental total del derrame, el departamento de Medio Ambiente está registrando de forma detallada la situación para realizar una investigación completa”. También ha recordado que no se han observados aves marinas afectadas por el vertido, aunque se han cerrado parcialmente algunas playas y se recomienda a la población, pese al escaso riesgo, que se evite consumir pescado y marisco de la zona.