14 de julio de 2024 | Actualizado 16:57

Ucrania amenaza a los puertos y petroleros con crudo ruso tras el fin del acuerdo por el grano

La escalada de tensión en el Mar Negro genera nuevas presiones alcistas en los productos agroalimentarios e hidrocarburos
Flujo de buques tanqueros en el Mar Negro durante el 9 de agosto | Marine Traffic

La respuesta de Ucrania a la decisión de Rusia de poner fin al acuerdo auspiciado por Naciones Unidas que había permitido la exportación de grano en el transcurso de la contienda será atacar con mayor intensidad las infraestructuras portuarias y petroleros rusos en el Mar Negro. Tras el bloqueo y las ofensivas rusas para evitar las exportaciones agroalimentarias, Ucrania ha respondido con un par de ataques de drones a embarcaciones rusas en el Mar Negro (a un petrolero y un buque militar), pero estas acciones se extenderán a partir del 23 de agosto. Desde dicha fecha y “hasta nuevo aviso”, una advertencia costera oficial ucraniana tilda de “área de riesgo de guerra” la zona marítima de los puertos rusos de Anapa, Novorossiisk, Gelendzhyk, Tuapse, Sochi y Taman.

Las autoridades ucranianas declaran zona de guerra los puertos rusos en el Mar Negro a partir del 23 de agosto

A esta cuestión se ha referido también el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, durante un encuentro con periodistas latinoamericanos celebrado este 8 de agosto. “Si Rusia continúa dominando el Mar Negro fuera de su territorio, bloqueándonos o lanzando misiles a nuestros puertos, Ucrania hará lo mismo”, ha avanzado Zelenskyy. Ucrania ha exportado más de 40 millones de toneladas de productos agrícolas y alimentarios entre enero y julio de 2023, es decir, el 70 % de las exportaciones de todo 2022, según cifras del Ejecutivo. “Seguiremos siendo uno de los principales garantes de la seguridad alimentaria mundial, pero necesitamos más defensas aéreas para proteger mejor nuestros puertos, especialmente el clúster portuario del Danubio y rutas logísticas terrestres sostenibles con alta capacidad”, ha reconocido el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal.

“Si Rusia continúa dominando el Mar Negro fuera de su territorio, Ucrania hará lo mismo”
Volodymyr Zelenskyy Presidente de Ucrania

“El Mar Negro se ha convertido en un lugar aún más peligroso para el transporte marítimo internacional, y ya era muy peligroso”, ha manifestado a Politico el director de S&P Global Market, Byron McKinney. Aunque no se esperan ataques de Ucrania al transporte marítimo comercial, “existe el riesgo de que las instalaciones o los barcos queden atrapados en el fuego cruzado y hay mucho comercio que se mueve a través de los puertos del Mar Negro de Rusia”, ha señalado a la misma publicación Alexis Ellender, analista de commodities de Kpler. “Hay muchos barcos griegos que trabajan en estos flujos y, aunque algunos propietarios son reacios a transportar carga rusa, existe una amplia amalgama de actores internacionales inmersos”, ha añadido el analista a Politico.

“Necesitamos proteger mejor los puertos y rutas logísticas terrestres de alta capacidad”
Denys Shmyhal Primer ministro de Ucrania

Esta escalada de tensión en el ámbito marítimo puede provocar derivadas económicas en múltiples mercados y un incremento de precios tanto de los productos agroalimentarios como de los hidrocarburos. En el caso del grano ucraniano, el país está buscando fórmulas para su exportación, pero es evidente que ninguna puede competir en plazos y capacidades con el barco, como ya ha quedado de manifiesto en otras ocasiones. Mientras, Rusia está ganando peso en el mercado ante el bloqueo del grano ucraniano. Entre las alternativas, Ucrania acaba de aprobar la construcción de un puente sobre el Dniéster, “que se convertirá en un elemento clave del corredor de transporte Kiev-Chisinau” y, con ello, hacia el sureste de Europa, según ha señalado el primer ministro, Denys Shmyhal. También Croacia ha planteado en los últimos días una nueva opción al ofrecer sus recintos portuarios para la exportación de los productos agroalimentarios y cereales ucranianos.

Ucrania busca alternativas al barco para exportar grano, pero no pueden competir en plazos y capacidad

En lo que respecta al crudo y sus derivados, la afectación en el Mar Negro puede motivar una escalada de precios al poner en jaque la llegada al mercado de producto ruso topado por el G7 y la UE a 60 dólares por barril y 100 dólares para el diésel y el queroseno. Según Reuters, hasta el 2% del suministro mundial de petróleo parte del recinto portuario de Novorossiisk, ya sea de producto ruso o kazajo. La producción rusa de crudo se ha mantenido hasta ahora mucho más alta de lo que esperaban muchos analistas al comienzo de la guerra en Ucrania, producto de las estrategias para eludir las sanciones mediante el trasvase de hidrocarburos. Sin embargo, ahora Rusia, como otros grandes productores mundiales, se ha comprometido “a reducir sus exportaciones de crudo”. En el caso ruso, la disminución será de “500.000 barriles diarios en agosto y 300.000 en septiembre para impulsar los precios”, según ha manifestado S&P. Ahora bien, “una reducción en las exportaciones puede compensarse con una mayor demanda interna o con el almacenamiento”, han añadido las mismas fuentes.