15 de julio de 2024 | Actualizado 10:12

APM Terminals Barcelona refuerza su electromovilidad con 21 nuevos straddle carriers

La adquisición se divide en cuatro grúas impulsadas por baterías y 17 straddle carriers híbridas que se entregarán en los próximos seis meses
Konecranes

La terminal de APM Terminals en Barcelona ha adquirido cuatro straddle carriers impulsadas por baterías y 17 straddle carriers híbridas de la marca Konecranes. Las grúas impulsadas por baterías serán entregadas en el tercer trimestre de 2024 e incluirán dos estaciones de carga automatizadas. Por otro lado, las 17 straddle carriers híbridas, también con capacidad de elevación doble y apilamiento uno sobre tres, se entregarán a finales de este año y a principios de 2024.

Estos equipos serán implementados en una estrategia de carga de baterías “fuera de operación”, permitiendo “despliegues inteligentes de maquinaria y jornadas de trabajo ininterrumpidas”, según ha destacado Konecranes en un comunicado. En este sentido, APM Terminals ha fijado su objetivo en reducir sus emisiones de carbono en el 70% para 2030 y lograr la neutralidad de carbono para el año 2040. Este plan demanda la incorporación de equipos innovadores y sostenibles para el manejo de contenedores, como los straddle carriers impulsados por baterías.

Hace dos semanas, el Programa Moves Proyectos Singulares II de ayudas a iniciativas en movilidad eléctrica, impulsado por el Gobierno de España, aprobó una subvención de 3,9 millones de euros para APM Terminals Barcelona. El objetivo es financiar el proyecto piloto de la electrificación de los equipos de manipulación de contenedores que operan en la terminal. En 2019, la terminal ya adquirió 29 nuevas straddle carriers de Konecranes, en lo que fue “la mayor inversión realizada en la terminal barcelonesa hasta la fecha en este tipo de maquinaria”.