18 de julio de 2024 | Actualizado 13:32

El progresivo aumento de los precios energéticos acelera de nuevo el déficit comercial

Los precios de los carburantes han ido creciendo desde mayo, lo que ha situado el déficit energético en 19.324 millones de euros hasta julio
APM Terminals

La tregua en los aumentos de los precios de la energía de los pasados meses parece haber llegado a su fin con una nueva subida cuyos efectos se han visto ya reflejados directamente en el déficit comercial español. Este ha acumulado 21.323 millones de euros entre enero y julio de este año. Comparado con el déficit comercial del mismo periodo del año pasado, cuando se alcanzaron los 38.524 millones de euros de déficit, la cantidad actual es el 44,6% inferior. Sin embargo, tomando como referencia los pasados meses de junio y de mayo, el dato muestra una aceleración. En el caso concreto del déficit energético, ha supuesto 19.324 millones de euros en los primeros siete meses del año respecto a los 31.045 millones de euros de déficit del mismo período del año anterior. Aun así, el precio de los carburantes se ha ido incrementando paulatinamente desde mayo. Por su parte, el saldo no energético ha arrojado un déficit de 1.999 millones de euros.

En lo que concierne a las exportaciones entre enero y julio, si bien crecieron el 3,3% en cuanto a valor alcanzando los 230.397 millones de euros, decrecieron en volumen el 2,5%, ya que sus precios aumentaron el 5,9%. Pese a ello, la secretaría de Estado de Comercio destaca el “buen comportamiento” del sector del automóvil, los bienes de equipo y la alimentación en cuanto a contribuciones. “Los tres sectores han liderado las exportaciones españolas en estos siete meses y registraron un crecimiento interanual del 29,4%, 13,2% y 6,4%, respectivamente”, ha explicado el ministro de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Héctor Gómez. Por su parte, las principales contribuciones negativas provinieron de los productos energéticos, semimanufacturas no químicas y materias primas.

El aumento interanual de las exportaciones españolas en términos de valor fue superior al registrado en la Unión Europea (+1,8%) y la zona euro (+1,2%), así como al registrado en Alemania (+2,7%) e Italia (+2,3%). Fuera de la UE, también crecieron las ventas de Reino Unido (+6,1%), China (+1,5%) y Japón (+2,6%), mientras que descendieron las de Estados Unidos (-2%). Las exportaciones españolas dirigidas a la UE supusieron el 63,1% del total, mientras que las ventas a la zona euro fueron el 55,2% y las destinadas al resto de la UE, el 7,9% del total. Respecto a las exportaciones a terceros destinos, supusieron el 36,9% del total, con incrementos de las ventas a América Latina (+19,6%) y a Oceanía (+11,8%). Por países, destaca el aumento acumulado hasta julio de las exportaciones a Italia (+12%), Alemania (+11,9%), Francia (+3,2%) y Portugal (+1,7%). En el resto de Europa, las ventas a Turquía aumentaron el 35,9% y a Reino Unido, el 8,2%.

Por su parte, las importaciones descendieron el 3,7% hasta los 251.719,9 millones de euros y el 5,2% en términos de volumen por el alza de sus precios del 1,5%. Las principales contribuciones positivas en el periodo de enero a julio provinieron de los sectores de sector automóvil, bienes de equipo y alimentación, bebidas y tabaco. Las mayores contribuciones negativas se han producido en los productos energéticos, productos químicos y semimanufacturas no químicas.

Respecto a julio, las exportaciones españolas de mercancías disminuyeron el 5% interanual, hasta los 30.446 millones de euros. En volumen, también se redujeron el 4,3% por la disminución de los precios del 0,7%. El descenso de las exportaciones de España en el mes de julio es similar a los experimentados por la zona euro (-5,3%) y la UE (-5%) y mayor al de Alemania (-0,9%), pero inferior al de Italia (-7,7%). Fuera de la Unión Europea, las exportaciones del Reino Unido se redujeron el 7,6%, las de Estados Unidos el 9,3% y las de Japón el 0,3%, mientras que las de China crecieron el 1,3%. Las exportaciones dirigidas a la UE cayeron al 4,6% interanual, las destinadas a la zona euro cayeron el 5,6% y las dirigidas al resto de la UE subieron el 2,8% en julio de 2023. De entre nuestros principales socios, los mayores aumentos correspondieron a las exportaciones a Alemania (+10,9%), Italia (+9,2%) y Portugal (+1,7%). En el resto de Europa, las ventas a Turquía aumentaron el 38% y al Reino Unido, el 10,4%. Fuera de Europa, disminuyeron las exportaciones a todas las grandes categorías de zonas excepto a América Latina (+10,8%).

Las únicas contribuciones positivas al crecimiento de las exportaciones por sectores provinieron del sector de sector automóvil y alimentación, mientras que los productos energéticos y las semimanufacturas no químicas contribuyeron negativamente. Por su parte, las importaciones también disminuyeron el 8,4% en términos interanuales, hasta los 35.348 millones de euros. En términos de volumen, se aminoraron el 5,9% por el descenso de los precios del 2,7%. En cuanto a las contribuciones positivas, las lideran los sectores del automóvil, bienes de equipo y alimentación, mientras que las contribuciones negativas provinieron de los productos energéticos, químicos y semimanufacturas no químicas. La tasa de cobertura para ese mes se situó en el 86,1% y el saldo comercial registró un déficit de 4.902,6 millones de euros. El saldo no energético arrojó un déficit de 2.283,5 millones de euros y el energético acumuló 2.619 millones de euros.