15 de julio de 2024 | Actualizado 10:12

Renfe proyecta más de treinta plantas fotovoltaicas repartidas por el territorio

El operador instalará una primera planta enfocada al autoconsumo de su tracción, con generación de excedentes que Renfe venderá al mercado
Freepik

El operador ferroviario Renfe está trabajando en el diseño y desarrollo de un proyecto para la construcción de una planta fotovoltaica piloto para el suministro de energía de tracción a los trenes. La iniciativa está enfocada al modelo de autoconsumo, con generación de excedentes que Renfe venderá al mercado, lo que asegura la generación de una fuente de ingresos adicional para la compañía. Esta planta piloto servirá de banco de pruebas y será la precursora de un gran proyecto global de Renfe, que contempla la construcción de 34 plantas fotovoltaicas en toda España, con una potencia instalada de 400 megavatios y una inversión global estimada de 350 millones de euros.

La planta piloto se ubicará en Valladolid, cerca de la subestación eléctrica de Adif del corredor norte

El proyecto global contempla también el diseño, fabricación e instalación de sistemas de almacenamiento, que contribuirán a que el autoconsumo de estas plantas se incremente. Dado lo incipiente de los sistemas de almacenamiento, la planta piloto permitirá el estudio y análisis del funcionamiento de estos sistemas. En ella se han invertido 26,8 millones de euros y se empleará una instalación de generación de energía eléctrica para autoconsumo con una potencia de unos 20 megavatios, según ha destacado la compañía ferroviaria. La duración inicial del proyecto se estima en unos cinco años, durante los cuales Renfe asume toda la inversión necesaria para su ejecución.

La planta fotovoltaica estará ubicada en Olmedo (Valladolid), en unos terrenos de unas 35 hectáreas de superficie, cercanos a la subestación de energía eléctrica de Adif que alimenta el corredor norte de alta velocidad Madrid-Valladolid-norte de España. “El desarrollo de este proyecto, novedoso en España, consolida a la compañía a la vanguardia de las energías renovables y del almacenamiento energético”, ha enunciado el presidente de Renfe, Raül Blanco. “A su vez, el avance en autoconsumo energético garantizará la competitividad futura de la empresa en un entorno cada vez más abierto y complejo”, ha afirmado.

En esta primera planta se analizará cuál es el nivel de autoconsumo real obtenido, que se considera que puede ser elevado al producirse una importante coincidencia entre las curvas de generación de energía de una planta fotovoltaica y la curva de consumo de la energía de tracción por parte de los trenes de Renfe. Para su desarrollo, Renfe ha contratado a Magtel, empresa española especializada en diseño, construcción y desarrollo de proyectos de desarrollo sostenible y tecnológico, que se encargará de los trabajos de investigación, diseño, ingeniería, construcción y puesta en funcionamiento de esta planta fotovoltaica piloto. El operador persigue lograr una mayor independencia en el suministro eléctrico, incrementar la producción de energía renovable e impulsar de forma proactiva la sostenibilidad medioambiental de sus trenes, según ha enumerado en un comunicado.