14 de julio de 2024 | Actualizado 10:12

La demanda de carga aérea muestra crecimiento interanual por primera vez en más de un año

IATA detecta en agosto el primer incremento en 19 meses consecutivos, pero advierte de que las cifras de finales de 2022 ya eran "bajas"
Kuehne Nagel

La carga aérea se mantuvo en agosto en la tendencia al alza que ha registrado en los últimos meses. De hecho, ha alcanzado la primera cota de crecimiento interanual “desde febrero de 2022”, ha señalado la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). Las cifras que monitorea la asociación han arrojado un incremento del 1,5% respecto al mes de verano de hace un año, con un volumen total de 20.700 millones de toneladas-kilómetro transportadas en todo el mundo durante ese mes. La misma cifra, no obstante, se mantiene el 1,3% por debajo de los niveles de 2019, previos a la bonanza que vivió el sector en 2021, y en el acumulado de este año, que es de 157.300 millones de toneladas-kilómetro, la demanda sigue el 6% por debajo del año pasado. De hecho, IATA advierte de que el incremento del mes se produce “sobre una base que ya era baja en agosto de 2022”.

“Las señales del mercado siguen siendo inciertas”
Willie Walsh Director general de IATA

El director general de la asociación de aerolíneas, Willie Walsh, ha celebrado “las buenas noticias”, pero ha reconocido que “las señales del mercado son inciertas”. Según recoge IATA, los mercados estadounidense y chino vuelven a mostrar tendencias opuestas, a la inflación y a la deflación respectivamente, señales en detrimento del crecimiento de la demanda de carga aérea. El Índice de Precios de Consumo (IPC) para el mercado estadounidense volvió a crecer en agosto después de meses de descensos, del 3,3% al 3,7% en la comparativa interanual, mientras que la economía China se anotó en agosto otro descenso en el Índice de Precios de Manufacturas, del 5,2%, que afecta a su motor productivo. También el comercio transfronterizo, otro de los drivers del comercio aéreo, sufrió una nueva contracción interanual.

Con todo, Willie Walsh ha señalado que “mirando al futuro podemos tomar cierto optimismo de los datos del Índice de Gerentes de Compras, que se mueve hacia territorio positivo. Eso es particularmente significativo cuando nos acercamos a la tradicional época de pico de demanda de la carga aérea al final del año”. Efectivamente, la producción manufacturera y las nuevas órdenes de exportación para las grandes economías medidas en el índice habrían aumentado sus niveles respecto a julio y se colocan en cotas del 49,4% y del 47%, “pero se mantienen por debajo de la marca crítica del 50%”, señala IATA en su informe. La conclusión general de la asociación es que estos resultados siguen reflejando “el debilitamiento del comercio global de bienes”.

Pese a todo, el crecimiento interanual del mes se ve reflejado en regiones internacionales con peso, como es Asia-Pacífico, que ostenta el 32,4% de cuota del mercado global. La región asiática ha pisado terreno positivo con un incremento del 5%, paralelo a un aumento del 28,5% en sus capacidades. Ello se debería principalmente a una mejora de los flujos intrarregionales, que reducen su brecha negativa mes a mes del 9,7% interanual al 4,7% interanual en agosto. Asimismo, la región también se beneficia de “crecimientos en sus rutas desde Europa y Oriente Medio”, sostiene IATA. Junto a esta región, América Latina y Oriente Medio siguen en la estela de julio y vuelven a registrar crecimiento.

En la otra cara de la moneda se encuentran Norteamérica, Europa y África, que quedan en negativo, aunque los resultados de las dos primeras suponen una mejora respecto al mes de julio. En agosto, sus contracciones sólo son del 1,2% y del 0,2% respectivamente, beneficiadas por las rutas que las unen a ambas en gran medida, que “han experimentado crecimiento moderado”. No es el caso de África, que contra la tendencia general baja el 4,7% respecto a agosto de 2022, después de arrojar datos de crecimiento el mes pasado. Ese descenso se explicaría en gran medida por el freno en el aumento de sus tráficos con Asia, que se habían disparado en julio, según IATA.