18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

Reganosa recibe el visto bueno de la autoridad portuaria a sus inversiones en Ferrol

La empresa invertirá 16,6 millones en incorporar a la terminal de GNL de Mugardos un sistema para el aprovechamiento de energía
Reganosa

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha dado luz verde a la inversión de 16,6 millones de euros ya prevista por Reganosa en la terminal de gas natural licuado (GNL) de Mugardos (A Coruña). Con dichos fondos, la compañía planea incorporar al complejo un sistema que maximiza el aprovechamiento de la energía y permite prestar todo tipo de servicios logísticos en cualquier momento. “Esta actuación forma parte del programa de adaptación y modernización de la planta, y allanará el camino para configurar en torno a las instalaciones un hub de GNL de referencia en el noroeste peninsular”, recalcan desde la compañía.

Dentro de los tanques de almacenamiento de las regasificadoras se generan unos vapores conocidos como BOG (‘boil off gas’) en jerga del sector. En circunstancias habituales, en la planta de Mugardos esas existencias se recuperan como GNL en un equipo denominado relicuador y posteriormente se integran en la corriente que se regasifica y envía a la red de gasoductos de alta presión. No obstante, en momentos puntuales de escasa emisión a la red por baja demanda o de parada por mantenimientos u otras circunstancias, no todo el BOG puede ser relicuado y condiciona la operación de la terminal. Con esta inversión, Reganosa instalará un sistema de compresión que está diseñado para independizar el manejo de esos vapores del nivel de regasificación de la planta.

El sistema aumenta la flexibilidad y operatividad de la planta y disminuye las emisiones

Además, desde Reganosa subrayan que “este sistema permite el aumento de la flexibilidad y operatividad de la planta, así como la disminución de emisiones directas de gases de efecto invernadero y la reducción de la cantidad de gas natural perdido en la combustión en antorcha, entre otras”. De esta forma, en el futuro, “sin importar el volumen de emisión a la red que se esté llevando a cabo, el complejo podrá ofrecer separadamente todo el catálogo de servicios previstos en la regulación: puestas en frío, cargas de grandes buques, aprovisionamientos de pequeños barcos o puestas en gas”, destacan. En este sentido, añaden que este compresor no solo mejorará la flexibilidad y competitividad de las instalaciones, sino su eficiencia y sostenibilidad, al maximizar el aprovechamiento de la energía. “Se calcula que podrían generarse ahorros medios anuales de 26 a 40 GWh”, concluyen.