26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Tarragona materializará en noviembre la concesión de la terminal de La Boella con CTC

El recinto catalán también iniciará las obras de la segunda fase de la terminal de Guadalajara-Marchamalo en dos semanas
Saül Garreta durante su intervención en el Palau Robert (Barcelona) | E.M.

El acuerdo entre el puerto de Tarragona y la joint venture Combi Terminal Catalonia para que esta última amplíe y explote la terminal intermodal de La Boella dará un nuevo paso en noviembre, con la firma de la concesión que la autoridad portuaria otorga al conjunto de empresas liderado por la química Basf. Lo ha anunciado el presidente del recinto catalán, Saül Garreta, durante una intervención en una conferencia celebrada en el Palau Robert de Barcelona, en la que también ha destacado “el interés renovado” de las nueve firmas “del entorno logístico” que integran el futuro grupo concesionario. Según Garreta, el proyecto, que viene gestándose desde finales de 2020, se encuentra ahora en un momento “de madurez necesaria”.

“La Boella hará que nuestras empresas sean más competitivas”
Saül Garreta Presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona

Como ya ha informado la autoridad portuaria en varias ocasiones, la iniciativa de ampliación de la terminal mantiene una inversión de 25 millones de euros, parte de los cuales aspiran a ser financiados por fondos europeos CEF, y el resto por las empresas concesionarias. Ello le otorga un componente de colaboración “publico-privada” destacado, según ha señalado el presidente del recinto tarraconense. Asimismo, Garreta ha recordado que el proyecto “busca hacer que nuestras empresas sean más competitivas”, en alusión al hinterland del recinto y especialmente al entorno petroquímico de Tarragona.

Además, la terminal ferroviaria constituye uno de los ejes principales de la estrategia que la autoridad portuaria está intentando impulsar. Según sus previsiones, una vez en activo podrá acoger hasta 16 trenes diarios y estará conectada con la “terminal gemela” de Guadalajara-Marchamalo, cuya construcción está efectuando el puerto a través de concursos públicos.

La autoridad portuaria se ha reunido ya con Adif para impulsar las obras de Guadalajara-Marchamalo

De hecho, el presidente de la entidad también ha precisado que la segunda fase de obras de esta instalación, que debía empezar en septiembre, llevan “un retraso de unas pocas semanas”, pero se iniciarán “en 15 días”. “Nos reunimos con el gestor ferroviario Adif hace dos semanas y recibimos una delegación de empresarios. Todo el mundo espera con ganas que se inicien estas obras”, ha detallado Saül Garreta. El puerto adjudicó los trabajos a una unión temporal de empresas formada por Comsa, Gestión Ingeniería y Construcción de la Costa Dorada y Arnó Infraestructuras antes del verano, con un presupuesto de 20 millones de euros.

Saül Garreta ha integrado el aumento de cuota ferroviaria, motor de las principales iniciativas en infraestructura del recinto, dentro de una estrategia general cuyo vector es la sostenibilidad. En este sentido, ha desgranado varios proyectos en activo y que van más allá de los límites de la instalación portuaria, hacia el ámbito metropolitano de la ciudad de Tarragona. Entre ellos, ha repasado las obras de remodelación del entorno de la sede de la autoridad portuaria, la instalación en el puerto de la sede de la entidad pública catalana que promueve el desarrollo del hidrógeno, el impulso de una comunidad energética con empresas portuarias o el despliegue de un distrito de economía azul en el recinto. Dentro de este ámbito, el presidente del puerto catalán ha insistido en el papel de “nodo” del recinto con su comunidad y ha reivindicado que todos deben “hacer una transición energética paralela a la que está haciendo el clúster químico de Tarragona”, uno de sus principales clientes.

PROYECTOS PILOTO EN SOSTENIBILIDAD
Saül Garreta también ha revelado que la autoridad portuaria está liderando varios proyectos piloto en materia de innovación sostenible en colaboración con las empresas de su comunidad portuaria, Apport. De hecho, participa en una iniciativa para desarrollar un sistema de retrofit de hidrógeno en una locomotora de combustión junto a consultoras especializadas y actualmente se encontraría localizando la máquina ferroviaria en la que se efectuará la transformación. Asimismo, Garreta también se ha referido al desarrollo de “una grúa que sólo funcione con hidrógeno”, y que también se estaría trabajando en el marco de las empresas de Apport. Por otro lado, el puerto sigue trabajando en el desarrollo de un gemelo digital, para el cual “hemos cerrado un primer contrato de 90.000 euros”, ha revelado el presidente del recinto.