17 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

Zanda Reim elige a Invertica y BNP para comercializar su activo intermodal en Guadalajara 

Está diseñado para un único inquilino, pero posibilita el alquiler de dos operadores al contar con dos módulos de 16.443 metros cuadrados
Zanda Reim

El nuevo espacio logístico intermodal del gestor de inversiones inmologísticas Zanda Reim en Azuqueca de Henares (Guadalajara) ha finalizado su construcción y busca inquilino. La comercialización del inmueble ha sido encargada a las consultoras Invertica y BNP Paribas Real Estate y resaltan que están recibiendo visitas constantes, especialmente de operadores logísticos, aunque aún no hay un alquiler cerrado. Desde el gestor de inversiones resaltan que el inmueble tiene un riesgo medio alto de 5 contra incendios, pero se podría incluso subir hasta 8 “lo que produce el interés de múltiples sectores, sobre todo los que trabajan con materiales inflamables”.

En este sentido, está diseñado para un único inquilino, “pero existe la posibilidad de alquilarlo a dos operadores distintos ya que cuenta con dos módulos de 16.443 metros cuadrados”, ha concretado el fundador de Zanda Reim, Alejandro Coba. El proyecto ha representado una inversión de 30 millones de euros y dispone de una superficie bruta alquilable de 36.374 metros cuadrados. Por otro lado, posee una altura libre de 11,2 metros, 1.496 metros cuadrados destinados a oficinas, playas de maniobras desde 35 a 45 metros y 50 muelles de carga repartidos por ambas fachadas para favorecer “una operativa cross-docking”, destacan desde Zanda Reim.

La superficie bruta alquilable del inmueble se sitúa en encima de los 36.000 metros cuadrados

Respecto a la ubicación del inmueble, se encuentra a 35 km de Madrid, cuenta con acceso directo a la A-2 en ambos sentidos, concretamente a menos de 400 metros. Se ubica también a 5 minutos a pie de la estación de Cercanías Renfe de Azuqueca y a 20 km de la estación del AVE de Guadalajara. Además, permite subir las mercancías al tren sin salir de la parcela. Es decir, en este activo existe conexión ferroviaria directa por si los futuros operadores del centro necesitan realizar operaciones intermodales. “Hay espacio de maniobra y la solera está preparada para que se puedan subir las mercancías al tren sin salir de la parcela y se ejecutará el enlace en función de la demanda de los operadores, pero está preparado para llevarlo a cabo”, ha explicado el fundador de Zanda Reim, Alejandro Coba.

También cabe resaltar las medidas de sostenibilidad implementadas en el edificio, destacando la ejecución de una instalación fotovoltaica en la cubierta que, por los cálculos estimados de Zanda Reim, permitirá al futuro inquilino reducir el coste energético en más del 50% frente a un almacén tradicional. Además, el edificio cuenta con cargadores para vehículos eléctricos, Iluminación LED con sensores de presencia, aprovechamiento del agua de lluvia, aerotermia con recuperadores de calor en oficinas, etc. Todas estas medidas medioambientales han permitido al edificio a conseguir el certificado de sostenibilidad Ambiental Breeam Excellent, “siendo el primer inmueble en conseguirlo en la provincia de Guadalajara”, apostilla Alejandro Coba.