19 de mayo de 2024 | Actualizado 6:09

El transporte prepara protestas por los accesos a la Zona de Bajas Emisiones de Madrid

Realizarán marchas lentas el 30 de octubre para reclamar cambios y moratorias en la normativa y sus tiempos de aplicación
Fenadismer Madrid

Las principales asociaciones del sector del transporte de mercancías y de viajeros por carretera de la Comunidad de Madrid (ATA, ATG, CETM-Madrid, Fenadismer Madrid y AETRAM) han convocado una marcha lenta para el próximo 30 de octubre que discurrirá por el centro de Madrid en protesta por las prohibiciones de acceso a los vehículos profesionales a la Zona de Bajas Emisiones en el centro de la ciudad, que se hará efectiva el 1 de enero de 2024. Las asociaciones también se movilizan por las limitaciones horarias y porque, a partir del año que viene no podrán acceder al Distrito Centro los vehículos ligeros de hasta 3,5 toneladas con etiqueta ambiental de tipo B, “con lo que prácticamente el 70% de la flota actual de distribución urbana de mercancías (DUM) no podrá realizar su trabajo en el centro de Madrid”, denuncian las asociaciones.

El sector solicita una moratoria de tres años para permitir el acceso al centro de los vehículos profesionales de tipo B

Este último punto, consideran las asociaciones, es “más grave aún para el sector de las mudanzas, en el que el porcentaje de la flota que no cumple con los distintivos ambientales necesarios supera el 80%”. Según los convocantes, el sector del transporte ha afrontado “una difícil situación económica” que se inició con la subida de los carburantes, lo cual “ha provocado que no tenga capacidad inversora para renovar su flota”. Además, apuntan a la ausencia de infraestructura asociada y falta de puntos de recarga eléctricos en Madrid.

Por ello, las asociaciones sectoriales solicitan “una moratoria de tres años al Ayuntamiento de Madrid, hasta el 31 de diciembre de 2026, para que se permita el acceso de los vehículos profesionales con distintivo B al centro”. El pleno del Ayuntamiento celebrará el próximo 30 de octubre una reunión para debatir este tema. El sector denuncia que, de mantenerse el actual calendario de acceso, se producirán problemas de abastecimiento en el centro de Madrid, “ya que no existirán vehículos suficientes para desarrollar el servicio que hasta ahora han venido llevando a cabo y que ha contribuido a la mejora del medioambiente y de la calidad del aire de la ciudad de Madrid”.

Igualmente, las asociaciones reivindican una ampliación de los horarios de acceso de los vehículos profesionales al centro y que dicha ampliación incluya los horarios de tarde para “evitar la concentración de estos vehículos en la circulación y en las reservas de carga y descarga en el horario de la mañana” y fomentar la descongestión. Además, piden hacer una distinción especial para el sector de las mudanzas, cuyos vehículos “realizan escasos kilómetros con recorridos muy cortos y estando estacionados la mayor parte de la jornada, al precisar de una autorización de ocupación de la vía pública, por lo que se deberían exceptuar sus prohibiciones de acceso”.