17 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

La caída del tráfico con China mantiene a Barcelona en decrecimiento a doble dígito

Los contenedores siguen registrando descensos en el recinto catalán, especialmente en el caso del negocio de transbordo
La terminal BEST del puerto de Barcelona | Hutchison Ports BEST

Los tráficos del puerto de Barcelona vuelven a registrar otro mes de caídas a doble dígito en septiembre. Con 47,8 millones de toneladas en lo que va de año, el descenso es ahora del 11,5% –una ligera recuperación respecto a la brecha de agosto-, y de nuevo es la carga general contenerizada el principal segmento con impacto en los volúmenes. En este ámbito, el puerto experimenta un retroceso interanual próximo al 10% de sus tráficos con China, su principal socio en carga de contenedor. También han sido los transbordos, que llevan meses con pérdidas en el recinto, otro de los elementos clave tras las cifras, como reconoce la propia autoridad portuaria. De esta forma, el movimiento total de teus hasta septiembre se ha situado en 2,4 millones, el 10,8% por debajo del registrado en el mismo periodo de 2022. Esta dinámica, como ha señalado en múltiples ocasiones la autoridad portuaria, es el reflejo de la situación económica global y las correcciones del mercado.

-14% en el tráfico de teus

El mes de septiembre ha registrado un descenso del 14% en los teus movidos respecto a 2022

Solo en septiembre, el número de teus llenos movidos en Barcelona ha quedado en 86.280, el 14% por debajo del mismo mes del año pasado. No solo es con China con quién se mantienen descensos en este segmento, sino que también los demás socios principales del puerto, Estados Unidos y Turquía, experimentan caídas de doble dígito en sus tráficos (17,8% y 11,7%, respectivamente). En cambio, India, destino de la reciente misión internacional de la autoridad portuaria, ha arrojado un crecimiento (+0,8%) en su carga de contenedor. En el régimen import/export, son los contenedores que salen hacia los principales forelands de la instalación catalana los que marcan una diferencia negativa en la comparativa interanual, del 11,4%, mientras que las importaciones han descendido el 3,3%. La disminución del transbordo en lo que va de año ya se sitúa en el 21,3%.

De hecho, la caída es generalizada en la dársena catalana, donde sólo los graneles sólidos parecen mantener un influjo positivo. Propiciados por los cereales y las harinas, que crecen el 56,6% en el acumulado, y el cemento y el clínker, que alcanzan el 43,1% de crecimiento, el total de partidas de granel sólido llega a los 3,6 millones de toneladas, el 11,8% más que en 2022.

Los automóviles de Barcelona crecen, pero la diferencia interanual se ve reducida a un dígito en septiembre

Por contra, el granel líquido experimenta un descenso del 20,4% en el tráfico de los hidrocarburos, lo que lleva la cifra total, de 9,5 millones de toneladas, a situarse el 15,7% por debajo de sus resultados hace un año. La gasolina (-24,4%), el gas natural (-20,1%), el fueloil (-24,8%) y el gasoil (-4,5%) han experimentado todos caídas respecto al acumulado del año pasado. Solo los productos químicos, que han alcanzado las 933.684 toneladas hasta septiembre, y los aceites y grasas, con 630.106 toneladas, mantienen sus porcentajes al alza (26,1% y 5,5% respectivamente).

Como viene siendo tendencia todo el año, el movimiento de automóviles sí que mantiene números superiores a los de 2022. Sin embargo, el crecimiento se ha reducido entre agosto y septiembre respecto a sus comparativas interanuales. En el noveno mes del año, el puerto ha movido 59.527 unidades, sólo el 7,2% más que en 2022. Se trata del único porcentaje de crecimiento de un solo dígito registrado en lo que va de año para este segmento. Con todo, la diferencia en el acumulado sigue siendo elevada, del 56% en 591.042 unidades movidas, aunque también se trata de la diferencia más baja en lo que va de año.