17 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

Bruselas ya teje alianzas para materializar su corredor de materias primas en África

La Comisión Europea suscribe acuerdos de inversión con países e instituciones africanas en el marco de su iniciativa Global Gateway
La comisaria de colaboraciones internacionales de la UE, Jutta Urpilainen, en el centro junto a los firmantes de los memorándums | Comisión Europea

La Comisión Europea ha empezado a tejer el hilo de alianzas que necesitará para desarrollar un corredor de materias primas estratégicas en la zona centro-sur de África. Su comisaria para las colaboraciones internacionales, Jutta Urpilainen, ha firmado memorándums de entendimiento sobre estos materiales con la República Democrática del Congo y Zambia, dos países productores por los que además debe discurrir el denominado corredor de Lobito, la iniciativa ferroviaria y de transporte que debe desembocar en el puerto angoleño que lleva el mismo nombre y que se ha adjudicado MSC. De hecho, Bruselas también ha cerrado un tercer acuerdo dedicado explícitamente al desarrollo de este corredor, al que se han sumado, además de los dos países mencionados, Angola y Estados Unidos, y también el Banco Africano de Desarrollo y la Corporación Africana de Finanzas.

Las firmas se han materializado en el marco del foro Global Gateway, el programa de actuación en terceros países que la Unión Europea lanzó como contrapeso a la Nueva Ruta de la Seda de China. Los acuerdos llegan como una continuación del anuncio realizado por la UE y EEUU en la cumbre del G-20 a principios de septiembre, cuando ambas potencias acordaron la apertura conjunta de rutas comerciales a través de Asia y África como respuesta a la iniciativa de acción exterior china. En el caso concreto de Lobito, gran parte de su importancia radica en afianzar una vía de importación de materias estratégicas como el cobalto -República Democrática del Congo produce el 60% de este material a nivel mundial- o el cobre -que supone el 75% de las exportaciones de Zambia-.

“El corredor de Lobito será un revulsivo para el comercio regional y global”
Ursula Von der Leyen Presidenta de la Comisión Europea

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha aseverado que el corredor africano “será un revulsivo para el comercio regional y global”. Según fuentes del Ejecutivo comunitario, “una vez entre en funcionamiento, impulsará las posibilidades de exportación para Zambia, la República Democrática del Congo y Angola, a la vez que enfatizará el movimiento de los bienes”. El memorándum firmado hoy en Bruselas con las distintas entidades y países busca establecer el marco de colaboración de cada actor en su desarrollo, que implica el levantamiento de infraestructuras, la implementación de medidas “para facilitar el comercio” y el “apoyo a los sectores implicados para asegurar un crecimiento inclusivo y sostenible” de la región. Asimismo, la UE también ha ratificado que invertirá directamente en los tres países africanos a largo plazo. Por su parte, Estados Unidos comunicó durante el G-20 su intención de invertir 250 millones de dólares en el corredor.

Con todo, la UE no oculta su interés por controlar la importación de materia prima en el marco de su estrategia de ‘derisking’ o desacoplamiento respecto a China. Bruselas ya lanzó en marzo de este año una ley de materias primas con la intención de analizar sus dependencias en este ámbito y de abrir nuevas vías de suministro que no estén controladas por el gigante asiático. Además de con los tres países africanos, la Comisión Europea también ha cerrado en los últimos tiempos otros acuerdos similares con países como Canadá, Ucrania, Kazajistán, Namibia, Argentina y Chile. Fuentes del Ejecutivo europeo han vuelto a recordar que su instrumento para canalizar esta estrategia de diversificación de suministros, Global Gateway, espera movilizar un total de 300.000 millones de euros en inversión pública y privada hasta el año 2027. La Nueva Ruta de la Seda, por su parte, ya habría desplegado más de un billón de euros en sus actuaciones por todo el globo.