13 de julio de 2024 | Actualizado 16:57

Los resultados de la naviera ONE caen pese al aumento de sus tráficos entre julio y septiembre

La compañía ha reducido el 94% sus beneficios en la primera mitad de su ejercicio fiscal, pese a mover el 7% más de teus
ONE

La naviera japonesa Ocean Network Express (ONE) ha llegado a la mitad de su ejercicio fiscal con una caída del 94% en sus beneficios respecto al año pasado, o de 9.723 millones de euros. De poco le ha servido al armador el paulatino aumento de actividad en el segundo trimestre de su ejercicio, que va de julio a septiembre, para resarcirse de las caídas del trimestre anterior. Pese a entrar en lo que la empresa considera su “temporada alta”, su facturación total ha quedado en este periodo en 3.345 millones de euros, por debajo de los 3.548 millones del último trimestre y muy lejos de los 8.828 millones de euros que ingresó en su ejercicio fiscal anterior. Con ello, sus beneficios trimestrales, de 176 millones de euros, son el 97% menores que hace un año pese a haber aumentado el número de teus transportados: en el segundo trimestre de 2022 fueron 2,9 millones, mientras que en el de este año han sido 3,08 millones, el 7% más.

La principal lectura del mercado que lanza ONE es que la recuperación es mucho más lenta de lo esperado y se ve afectada por el inapelable descenso del precio de los fletes respecto al año pasado. De hecho, la naviera reconoce que no ha podido aprovechar la ligera remontada de estos en verano, ya que no ha sido sostenida. Además, ONE cita la situación económica global, con los tipos de interés al alza y la inflación, como un impedimento para el consumo de bienes, lo que también afectaría a su desempeño.

Este dinámica se observa en sus movimientos de carga entre Asia y Norteamérica, que han descendido el 7,5% en la comparativa interanual. Las razones de ONE estriban en que, aunque “el movimiento de carga aumentó temporalmente en la temporada alta”, la velocidad de ajuste de los inventarios “fue lenta” y las ventas de bienes de consumo general “se ralentizaron”. Ello “resultó en un crecimiento ralentizado”. En las rutas entre Asia y Europa sí hubo crecimiento, del 6,1%, “pero la recuperación en el consumo se mantuvo plana en el contexto de inflación y altos tipos de interés”, manifiesta la compañía asiática.

El armador seguirá con la supresión de escalas para ajustarse a una demanda fluctuante

Por todo ello, ONE continuará con las políticas puestas en práctica desde el inicio del ejercicio para afrontar el deterioro. El armador proseguirá con su “supresión de escalas como respuesta a una demanda fluctuante”, e intentará recortar costes con “la reducción de consumo de bunkering mediante la reducción de velocidad en las navegaciones”. En la primera mitad de su ejercicio, ha aumentado su consumo de bunkering en el 8%, aunque unos precios más bajos que el año pasado la han beneficiado. Por otro lado, ONE también tiene intención de “optimizar su combinación de cargas en cada operativa”, “optimizar la flota con el retorno de contenedores alquilados” e “incrementar os envíos de carga especial mediante el refuerzo de las ventas de carga especial”.