26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Pérez y Cía y Suardiaz se adjudican la consignación de los buques de Salvamento Marítimo

Los servicios se han dividido en cuatro lotes, que suman un valor de 911.000 euros y un plazo de ejecución de un año
Salvamento Marítimo

Las compañías marítimas Pérez y Cía y Suardiaz se han adjudicado los servicios consignatarios en puertos españoles para las unidades pertenecientes a la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar). En total, son cuatro lotes de este tipo de servicio para las unidades marítimas del organismo. Pérez y Cía ha conseguido tres lotes y Suardiaz, el restante. El valor estimado del contrato con los cuatro lotes incluidos asciende a 911.000 euros, con un presupuesto base de licitación por importe de 455.500 euros y un plazo de ejecución de un año sin que en el pliego consten posibilidades de prórroga. Entre las condiciones para optar a la adjudicación final, Sasemar incluía la necesidad de que el licitador contase con un teléfono de atención de 24 horas todos los días del año para dar respuesta inmediata, debiéndose notificar a Sasemar “cualquier problema que impida dar respuesta inmediata, explicando los motivos”.

Otra de las condiciones para los adjudicatarios es tener presencia física en todos los puertos de interés general dentro del lote correspondiente donde Salvamento Marítimo está localizado. El primer lote, adjudicado a Pérez y Cía, se compone del servicio de consignación de la zona norte, desde el puerto de Vigo hasta el de Pasaia (País Vasco), ambos incluidos. El valor estimado de este contrato es de 213.000 euros con un presupuesto base de licitación por importe de 106.500 euros. Pérez y Cía también actuará como agente marítimo en la zona del Mediterráneo, desde Port de la Selva (Girona) hasta el puerto de Cartagena (Murcia), ambos inclusive, así como en todos los recintos de las Islas Baleares. El contrato tiene un valor de 248.000 euros y un importe de 124.000 euros.

El último lote que se ha adjudicado Pérez y Cía es el servicio de consignación en los puertos de la zona sur de Andalucía, desde el puerto de Garrucha (Almería) hasta la provincia de Huelva, así como los recintos de Ceuta y Melilla. El contrato tiene un valor de 23.500 euros y un presupuesto base de licitación por importe de 117.500 euros. Por último, el cuarto lote ha recaído en Suardiaz, que se encargará de las actividades y servicios consignatarios de todos los puertos de las Islas Canarias. El contrato tiene un valor de 215.000 euros y un presupuesto base de licitación con importe de 107.500 euros. Pérez y Cía y Suardiaz han sido escogidas entre un total de cuatro empresas que se presentaron al concurso, siendo las dos restantes Kaleido Logistics y Marítima del Mediterráneo (Marmedsa Noatum). Sólo Suardiaz se presentó con intención de ganar la licitación del cuarto lote.

Passador

SERVICIOS PARA LOS ADJUDICATARIOS DEL CONTRATO

Fuente: Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar)

Según el pliego de prescripciones técnicas de Sasemar, "las ofertas son muy parejas, por lo que reciben casi idéntica puntuación". Sin embargo, Kaleido Logistics quedó fuera del proceso por presentar "una memoria técnica donde declara suficiencia de medios de cinco personas con soporte 24/7" para las llamadas de emergencia, "pero no presenta ningún documento de presentación de la empresa, así como de sus capacidades y modos de funcionamiento, como se requiere en el pliego", lo que ha terminado decantando la balanza en su contra en el proceso. Por su parte, Marítima del Mediterráneo quedó excluida del procedimiento por, según el documento, "no presentar un precio unitario para cada lote, sino que los lotes los ha dividido en puertos, presentando un precio por cada uno".

Ambos adjudicatarios deberán dar atención a servicios generales como la consignación, las aduanas, el cumplimiento del Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques (Marpol), la gestión de escalas, el transporte de mercancías de oficina a unidad con medios propios y autorización para realizarlo en los puertos asignados, el almacenaje de mercancías hasta entrega, en caso de necesidad, la coordinación con la autoridad portuaria correspondiente y "cualquier otra que pudiera ser necesaria", según las condiciones de Sasemar.