26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

Toro y Betolaza intensifica su apuesta por la expansión en el puerto de Bilbao

La estibadora pide al puerto que preside Barkala aumentar su terminal hasta los 243.000 metros cuadrados al albur del boom del eólico
Autoridad Portuaria de Bilbao

La empresa estibadora Consignaciones Toro y Betolaza sigue manteniendo su apuesta por la expansión en el puerto de Bilbao para afrontar el aumento del negocio y del tráfico, especialmente el de la industria eólica terrestre y marina. En concreto, la compañía acaba de solicitar a la autoridad portuaria que preside Ricardo Barkala la ampliación en 62.000 metros cuadrados de la terminal multipropósito que explota en el muelle A6, en el Espigón Central, la última gran infraestructura ejecutada por la rada vasca para hacer frente a su crecimiento futuro. 

“La solicitud persigue consolidar nuestra posición de operador clave en el puerto de Bilbao”
Gorka Zabala Director gerente de Toro y Betolaza

El objetivo de la empresa que preside Gerardo Toro Arrue es dar otro paso de gigante y aumentar la superficie de su instalación hasta los 243.000 metros cuadrados. “La solicitud persigue consolidar nuestra posición de operador clave y ser uno de los principales actores en la expansión del puerto de Bilbao. Y esto requiere cimentar nuestra estrategia y actividad no sobre autorizaciones, sino en concesiones a largo plazo”, explica el director gerente de Toro y Betolaza, Gorka Zabala. El primer ejecutivo de la compañía se refiere a que la sociedad está trabajando con dos autorizaciones temporales para el uso de 25.000 metros cuadrados en el Espigón Central.

En los últimos años, el crecimiento de Toro y Betolaza en el puerto de Bilbao está siendo meteórico. Inauguró su terminal a mediados de 2018 sobre 110.000 metros cuadrados. Tres años después, en abril de 2021, recibió el visto bueno para una primera ampliación y alcanzar las 18 hectáreas actuales, una actuación al albur del boom del eólico. La instalación, con conexión al ferrocarril, dispone de dos naves de 21.600 metros cuadrados cada una para mercancía general y una rampa Ro-Ro preparada para el embarque de carga de proyecto. El atraque tiene 420 metros de línea y 21 metros de calado.

La nueva modificación de la concesión de la empresa con sede en Bilbao, que se encuentra en información pública, se produce cuatro meses después de que la autoridad portuaria declarara desierto el concurso para adjudicar una segunda terminal de contenedores en el Espigón Central, la última superficie ganada al mar en el Abra Exterior. Se trata de la zona en la que Toro y Betolaza ha pedido el citado espacio para la ampliación de su instalación multipropósito.

El eólico es uno de los negocios más pujantes en el puerto de Bilbao de la mano de diversos fabricantes

Zabala argumenta que “nuestra solicitud se debe al incremento de la cartera de clientes y del volumen de los tráficos y su tipología”, lo que “requiere mayor espacio para su manipulación, depósito y almacenamiento”. Hoy, el eólico es uno de los negocios más pujantes en el puerto de Bilbao de mano de fabricantes como Haizea Wind, Siemens Gamesa, Lointek Heavy Industries, Navacel Process Industries y Elawan Energy, que cuentan con su propias instalaciones en la dársena u operan a través de la misma.

“Sin aludir a empresas concretas, tenemos claro que en la decidida apuesta de la autoridad portuaria por convertir sus instalaciones en un hub eólico, todo parece indicar que se duplicarán las escalas y el número de componentes cargados y descargados en los próximos ejercicios con respecto a 2023”, anticipa el director gerente de Toro y Betolaza. En este punto, “hay que tener muy presente que estos tráficos, por el tamaño, el cubicaje y la tipología de los proyectos, son intensivos en la utilización de espacios”. Por otra parte, continúa Zabala, “el sector eólico, más allá de las palas y los tramos (de las torres), generará un incremento de mercancías para abastecer la fabricación de estos productos, como bridas y chapa eólica, con dimensiones cada vez mayores”.

En el capítulo económico, el operador portuario vasco invertirá cinco millones de euros en maquinaria: “La mayor parte irá destinada a un parque dotado de dos grúas puente que incorporaremos en el primer trimestre de 2024”. Este equipo se suma a las carretillas y la grúa straddle carrier del fabricante holandés Combilift que el terminalista adquirió hace poco. Esta cabria dispone de un sistema de fijación mediante imanes y su actividad está orientada, principalmente, a la manipulación de productos siderúrgicos.

5 mill. €

La estibadora invertirá cinco millones de euros en maquinaria para apoyar la expansión de su actividad

Consignaciones Toro y Betolaza, con un capital social de 412.000 euros, registró unas ventas de 40 millones en 2022, según datos de Einforma. La empresa es el agente del armador Finnlines en el puerto de Bilbao, donde escala su servicio semanal con el norte de Europa. En línea con la demanda de espacio la estibadora para responder a las necesidades de sus clientes, la naviera propiedad de Grimaldi ha aumentado casi el 40% la capacidad de carga de este servicio con la introducción tres nuevos buques híbridos multipropósito de mayores dimensiones que los anteriores. 

El tráfico de subida de Finnlines desde la terminal de Toro y Betolaza incluye coches de Volkswagen, procedentes de su fábrica de Landaben (Navarra); de Stellantis, de la planta de Zaragoza; y de Renault, de su factoría de Valladolid. Este negocio, que arrancó hace un año y medio, ronda los 30.000 vehículos al año. Otras cargas importantes de exportación son los productos siderúrgicos, los semirremolques y la carga de proyecto (palas de aerogeneradores y maquinaria industrial). En importación destacan las bobinas de papel y productos forestales de Finlandia, y los químicos en contenedor desde Bélgica. Toro y Betolaza también opera dos terminales para la manipulación de graneles industriales (carbones) en otro muelle del puerto de Bilbao.

OPERACIONES DE ESTIBA DE TORO Y BETOLAZA PARA NORDEX
Uno de los grandes actores en el negocio eólico vasco es Haizea Wind Group, que está ejecutando a través de su filial Haizea Bilbao una inversión de 150 millones de euros en la ampliación de sus instalaciones en la dársena que preside Ricardo Barkala. Haizea Bilbao es titular de una concesión de los 200.000 m2 en el muelle AZ-2, en Ziérbana, para la construcción de monopilotes y torres marinas offshore. 

Según diferentes comunicados de la empresa vizcaína, esta ampliación se produce tras los contratos firmados con la danesa Ørsted y la española Iberdrola, que “aseguran una carga de trabajo superior a los 1.500 millones de euros en Bilbao para los próximos cuatro años”. Consignaciones Toro y Betolaza ha participado en operaciones de estiba de torres offshore de Haizea Bilbao para el parque eólico de Ørsted en Borssele (Países Bajos). En su patio también se pueden encontrar turbinas de Elawan Energy (la antigua Gestamp Eólica), propiedad del grupo japonés Orix. Además, es la estibadora del agente Nordex Maritime, que tiene un servicio Ro-Ro especializado en eólicos que escala en Bilbao y en Rostock (Alemania) con palas y otro componentes procedentes de India vía canal de Suez. 

En mayo pasado, Nordex Maritime, cuyo accionista de referencia es Acciona a través de su participación del 46% en el fabricante alemán Nordex, lanzó un nueva línea regular que conecta Bilbao con las puertos de Cuxhaven y Rostock, en Alemania, y el de Izmir, en Turquía. Uno de los buques fletados por Nordex Maritime es el ‘Super-Fast Levante’, propiedad de Acciona Logística y de 7.200 toneladas de peso muerto (tpm), cuya cubierta ha sido adaptada para el transporte de eólicos. El otro rolón de Acciona Logística es el ‘Super-Fast Baleares’, de 10.140 tpm y cuyas últimas escalan corresponden a puertos turcos y franceses, según Vessel Finder. El fabricante de aerogeneradores controlado por la familia Entrecanales tiene una fábrica de nacelles en Barásoain y otra de palas en Lumbier, ambas en Navarra. En Rostock (Alemania), está ubicada la principal planta de producción de nacelles de la multinacional.