20 de mayo de 2024 | Actualizado 8:38

APM Terminals Barcelona recibirá tres nuevas grúas portuarias de ZPMC en 2024

Los equipos, que permitirán operar los mayores portacontenedores, forman parte de la inversión para ampliar la concesión del terminalista
Las dos grúas STS de ZPMC actualmente operativas en la terminal de APM Terminals en Barcelona | APM Terminals

Las instalaciones de APM Terminals en el puerto de Barcelona tienen previsto recibir “entre el tercer y cuarto trimestre de 2024” tres grúas nuevas STS (ship to shore) de la compañía china ZPMC. Se trata de maquinaria equipada para operar los mayores portacontenedores del mercado (Ultra Large Container Ships) y se sumarán a las dos del mismo fabricante que la filial de Maersk ya tiene en su terminal de Barcelona desde 2019. Las grúas formarían parte de la inversión en renovación de equipos que el terminalista ya anunció en 2020 dentro de un paquete diseñado para extender su concesión en el puerto catalán, y que en su momento llevaban apareado un montante de 30 millones de euros, aunque la cifra habrá variado al alza por el contexto inflacionario de los últimos años.

Las grúas llegarán montadas desde China y se descargarán en barco en la terminal del grupo Maersk en Barcelona

Aunque APM no ha confirmado oficialmente los detalles de la operación, el manager de Operaciones en España de ZPMC, Eloy Francisco, sí ha corroborado el pedido de estos equipos. Asimismo, desde la compañía asiática de equipos portuarios también señalan que las grúas “llegarán montadas desde China y se descargarán en barco” en las instalaciones portuarias, como es habitual en las operativas de ZPMC. La compañía de gestión de terminales portuarias del grupo Maersk indicó en 2020 que, con la llegada de estos tres equipos y la de otra grúa PostPanamax que también estaría pendiente, dispondrían de un total de ocho grúas capaces de cargar y descargar megabuques portacontenedores en su instalación de la capital catalana.

Las dos grúas STS de ZPMC con las que ya opera APM en Barcelona tienen un peso de 1.683 toneladas cada una, cuentan con una capacidad de elevación de 100 toneladas y pueden operar en modo ‘twin’, es decir, mover simultáneamente dos contenedores de 20 pies. En su caso, las unidades llegaron desde Los Ángeles (Estados Unidos) e hicieron escala en Shanghai (China) para recibir una actualización “conforme a los últimos estándares de calidad de la terminal”.

En 2020, APM anunció un plan de renovación de equipos en Barcelona que preveía inversiones de hasta 156,8 millones de euros hasta 2028. En agosto de este año, la terminal también recibió un total de 21 grúas straddle carrier de la compañía Konecranes, que se sumaron a otras 29 unidades adquiridas en el año 2019 del mismo fabricante. En julio, la instalación se benefició de una subvención de 3,9 millones de euros del Estado para financiar un proyecto piloto de electrificación de estos últimos equipos, una de las iniciativas que figuran en la estrategia de descarbonización que la empresa tiene en marcha en la terminal. La Autoridad Portuaria de Barcelona aprobó en octubre de 2021 la extensión de su concesión hasta el año 2036.