21 de mayo de 2024 | Actualizado 19:16

Taisa Logistics y Grefusa se suben al transporte colaborativo de Chep

Ambas compañías participan en el programa impulsado por Chep y compartirán transporte en un megacamión entre Andalucía y el Levante
Chep

El fabricante alimentario Grefusa y el operador Taisa Logistics, perteneciente a Mahou San Miguel, participan del programa de transporte colaborativo impulsado por Chep. Taisa operará un megatrailer en sus rutas entre Andalucía y el Levante en el que también transportará la carga de Grefusa, y realizará “los circuitos de distribución propios” de cada una de las dos empresas, han indicado fuentes de Chep. El objetivo del programa es precisamente el de generar una comunidad de cargadores y operadores con un vector de sostenibilidad en el centro. Según la compañía de soluciones logísticas, “el proyecto evita los traslados en vacío” en 89.000 kilómetros y se ahorran 30 toneladas de emisiones de CO2.

57% de capacidad

El megatrailer aumenta su capacidad en el 57% respecto a un camión convencional

Según fuentes de Chep, la capacidad de carga del megacamión “incrementa en el 57%” la de un vehículo convencional. Gracias a ello, “podemos incrementar el volumen transportado en cada trayecto al tiempo que reducimos tanto las emisiones, como el combustible empleado” señala el director de Sostenibilidad, Compliance, Riesgos y Relaciones Institucionales de Grefusa, Bernardo Gregori. Por su parte, el director de Taisa, Eduardo Cáceres, ha destacado “la optimización de las rutas” que genera la iniciativa y ha enfatizado que “nos permite seguir avanzando en nuestro objetivo de crear cadenas de suministro más eficientes y respetuosas con el entorno”.

El programa AirShared de Chep se lanzó en mayo de 2019 y expresó su intención de extender el servicio por toda Europa. La compañía ya ha organizado rutas similares para empresas en España, como Henkel y Capsa Food. Antes, Chep ya venía coordinando y aportando datos a sus compañías cliente para impulsar los trayectos colaborativos y habría reducido los kilómetros en vacío en 6,6 millones. Según los datos de la propia compañía, ello se traduce en 5.200 toneladas menos de CO2 emitido a la atmósfera.