13 de julio de 2024 | Actualizado 16:57

Baleària bota en Gijón su segundo fast ferry con motores duales a gas natural

El 'Margarita Salas' es una versión mejorada de su gemelo 'Eleanor Roosevelt' y ha requerido una inversión de 126 millones de euros

La naviera Baleària ha finalizado la construcción de su segundo fast ferry con motores duales de gas natural licuado (GNL). El ‘Margarita Salas’ ha sido botado en los astilleros Armon de Gijón, donde estaba en desarrollo desde octubre del año pasado. Se trata de un gemelo del ferry ‘Eleanor Roosevelt’, que la compañía ya tiene en operativas desde el año 2021, pero con “el 10% más de potencia” y con mejoras en los espacios de cubierta que le dan “mayor amplitud”. La nueva embarcación ha requerido una inversión de 126 millones de euros y, según la previsión del armador, debería estar operativa el próximo verano.

El presidente de la compañía, Adolfo Utor, se ha mostrado convencido de que el ‘Margarita Salas’ “obtendrá unos resultados todavía mejores” que los de su gemelo, al que ha calificado de “excelente”. Según el máximo mandatario de Baleària, el nuevo buque tiene mejores prestaciones en cuanto a tecnología y confort. Para el combustible, cuenta con “dos tanques de GNL” que le confieren “una autonomía para unas 470 millas navegando a gas, y una autonomía total de 1.000 millas”. En un futuro, los dos fast ferries y los otros nueve buques de GNL de la compañía marítima “podrán consumir energías renovables neutras”, ha afirmado Utor. Según los datos de Baleària, el ‘Eleanor Roosevelt’ habría ahorrado más de 11.000 toneladas de emisión de CO2 gracias al uso del gas natural este año.

El aumento de potencia se ha conseguido “gracias a los cuatro motores duales a gas natural de 9.600 kW”, señalan fuentes de la compañía, mientras que el aumento de espacio se genera “con una segunda cubierta de pasaje”. Aun así, el ‘Margarita Salas’ comparte la misma capacidad que su buque gemelo, de 1.200 pasajeros y 400 vehículos, y también las mismas dimensiones: 123 metros de eslora y 28 de manga. Como el ‘Eleanor Roosevelt’, está dotado de dos hélices azimutales para mejorar la maniobrabilidad en los atraques, un sistema de estabilización que reduce el movimiento y mejora el confort, y de “innovaciones de alta tecnología para minimizar las vibraciones y ruidos”. Asimismo, también incorpora conexiones Onshore Power Supply (OPS) para conectarse a la red eléctrica de los puertos.