19 de mayo de 2024 | Actualizado 6:09

El mercado de gestión de flotas apostará por la optimización de la recarga eléctrica en 2024

Webfleet prevé un incremento en el uso de la recarga inteligente para ahorrar en gasto energético y aprovechar los menores costes de la red
E.M.

La solución de gestión de flotas de Bridgestone, Webfleet Solutions, ha recopilado las tendencias en gestión de flotas que se vislumbran de cara al próximo año. Entre ellas, se encuentra la optimización de la recarga eléctrica de los vehículos para mejorar la salud de las baterías y aumentar el valor residual. Es lo que Webfleet denomina recarga inteligente, que además, permitiría facilitar la recarga cuando los costes de la red sean menores para ahorrar en gasto energético. Por otro lado, esta tendencia motivará que el mercado comience a implementar sistemas que aseguren el uso de energías limpias, “porque ¿qué sentido tiene usar vehículos eléctricos si la recarga se realiza mediante energías no renovables?”, apunta Webfleet.

La reducción de emisiones se complementará con las zonas de emisiones cero a partir de 2030

Por otro lado, la gestión de flotas está experimentando numerosos avances, sostiene Webfleet, y 2024 será un año decisivo en dos cuestiones clave: la seguridad y la descarbonización. “Además, tecnologías como la Inteligencia artificial aplicada a la automoción impulsarán nuevos retos y oportunidades en el sector”, afirma la firma tecnológica. En materia de seguridad, ya se ha trazado un plan para reducir las muertes y lesiones en carretera en el 50% hasta 2030, con medidas como fijar límites de tiempo de conducción y descanso o utilizar la tecnología de los vehículos para fomentar estilos de conducción seguros. “La evolución de la normativa dará aún más urgencia a la seguridad durante el próximo año”, estima Webfleet.

Relacionado con la seguridad vial, el empleo de la inteligencia artificial en la industria de la automoción está ayudando, según Webfleet, a avanzar en conducción autónoma y experiencia del usuario. “Esta tendencia continuará en los próximos meses, y se utilizará la IA para entrenar vehículos autónomos, para mejorar los sistemas de frenado de emergencia, de detección de fatiga, para el mantenimiento predictivo de los vehículos e incluso para la optimización de rutas en tiempo real y la mejora de la movilidad en las ciudades”. Por último, la reducción de huella medioambiental y el cumplimiento de los objetivos de emisiones se complementarán con las Zonas de Bajas Emisiones y las Zonas de Emisiones Cero (ZEZ), que se implantarán en 2030 y en las que sólo podrán circular los vehículos que no emitan CO2.

Además, en enero de 2024 entrarán en vigor nuevas normativas como la directiva sobre Informes Corporativos Sostenibles. Así, “2024 será el momento para la transición de las flotas hacia los vehículos eléctricos”, pronostica Webfleet. Según un estudio de la propia compañía sobre el potencial de electrificación de las flotas de vehículos, el 61% de la flota comercial en Europa podría ser reemplazada por una alternativa eléctrica. No obstante, “quedan retos por superar, como es la red de recarga, aunque entre los planes de la UE se encuentra el distribuir puntos de carga de vehículos eléctricos en las principales redes de carreteras”, concluye Webfleet.