30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

Finnlines inicia en enero su segunda rotación semanal desde Bilbao y Vigo a Zeebrugge

La naviera finlandesa empleará los tres buques híbridos multipropósito que adquirió a finales de septiembre para ampliar su capacidad
Uno de los tres híbridos ro-ro de la naviera Finnlines | Finnlines

La compañía marítima Finnlines, filial del grupo Grimaldi, ha oficializado el inicio de su nueva rotación semanal entre los puertos españoles de Vigo y Bilbao y el belga de Zeebrugge para el próximo mes de enero. El armador ya llevaba un tiempo valorando esta posibilidad, dado el incremento de tráfico de semirremolques entre el norte de España y el de Europa, y especialmente al del negocio de piezas eólicas que se mueven desde Bilbao. Con la rotación adicional en cada recinto, los buques partirán simultáneamente de Bilbao y Zeebrugge los miércoles y los sábados, mientras que los martes y los domingos se cruzarán los de Vigo y el recinto belga.

Según el anuncio, Finnlines iniciará este incremento del servicio con los tres barcos multipropósito híbridos que presentó a finales de septiembre en Bilbao, pese a que se había especulado con la incorporación de una cuarta embarcación. Los buques de la serie Finneco, de 5.800 metros de carga lineal rodada, pueden transportar hasta 420 semirremolques o 2.500 turismos, y están equipados “con varias tecnologías avanzadas como la lubricación del aire, baterías de propulsión de alta tensión y paneles solares”, especifica la naviera.

Finnlines señala que “quiere consolidar la red ibérica con una conexión desde la costa atlántica hacia los mares Báltico y del Norte”, mientras que su responsable de línea, Blasco Mejorana, ha agradecido “el apoyo de nuestros inversores” en la Bahía de Bizkaia por dar apoyo a sus nuevas iniciativas. Según sus números, la naviera suele mover 5.500 semirremolques al año sólo desde Bilbao. Su agente general y estibador en el recinto vasco, Toro y Betolaza, también se hizo eco a finales de noviembre del considerable aumento del tráfico rodado que mueve Finnlines, y de las piezas para construcciones eólicas que pasan por su terminal en las líneas con el Norte de Europa, y solicitó una ampliación de 62.000 metros cuadrados para su concesión en la dársena.