30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

El puerto de Gijón espera una inversión de 1.300 millones de Volkswagen y Umicore

Las multinacionales negocian construir una planta de componentes para suministrar a la factoría de baterías de la alemana en Sagunto
De izq. a dcha.: el miembro de la junta directiva del grupo de tecnología de Volkswagen y presidente del consejo de supervisión de PowerCo; Thomas Schmall; el director de adquisiciones de PowerCo, Jörg Teichmann; el vicepresidente ejecutivo de Energía y Tecnologías de Superficie de Umicore, Ralph Kiessling; y el director general de Umicore, Mathias Miedreich | Volkswagen Group

El gigante automovilístico alemán Volkswagen y la multinacional belga de tecnología de materiales Umicore tienen previsto invertir 1.300 millones de euros en la construcción y explotación de una planta industrial para la recepción de materias primas, la elaboración de productos intermedios para la fabricación de baterías para vehículos eléctricos y su expedición por vía marítima y terrestre en el puerto de Gijón, según confirmaron fuentes conocedoras de la operación. La factoría suministraría componentes a la fábrica de baterías que Volkswagen está levantando en Sagunto (Valencia).

La propuesta se encuentra en la fase de trámite de proyecto de competencia de la dársena asturiana

La iniciativa se encuentra en la fase de trámite de proyecto de competencia de la dársena que preside Laureano Lourido. La concesión solicitada se ubicaría sobre una superficie de 455.141 metros cuadrados en el muelle norte de la ampliación de la dársena, más conocido como muelle Romualdo Alvargonzález, y en el valle de Aboño, junto a la regasificadora de Enagás.

La solicitud ha sido realizada por Umicore, pero la inversión sería ejecutada por la joint venture Ionway, en la que participan a partes iguales la belga y PowerCo, la filial de Volkswagen para la fabricación de baterías para vehículos eléctricos. PowerCo está construyendo una gigafactoría de celdas de baterías en el entorno industrial de Parc Sagunt II, en Valencia, que absorberá una inversión de 3.000 millones.

La empresa conjunta Ionway, presentada en octubre y con sede en Bruselas, producirá y suministrará a gran escala materiales sostenibles (precursores y materiales activos catódicos) para las fábricas europeas de celdas de PowerCo. Su objetivo es fabricar componentes intermedios para las baterías de los vehículos eléctricos hasta alcanzar una capacidad de 160 gigavatio-hora (GWh) al año para finales de la década, lo que serviría para impulsar alrededor de 2,2 millones de vehículos eléctricos, según Volkswagen.

La concesión solicitada se ubicaría en un espacio de 455.141 metros cuadrados en el muelle Romualdo Alvargonzález

Portavoces de Umicore consultados por esta publicación subrayan que “es un proyecto y que todavía no se ha tomado ninguna decisión” porque “estamos estudiando varios emplazamientos en Europa”. Los mismos medios añaden que “llevamos algún tiempo evaluando una posible ubicación adecuada para la expansión de las actividades previas relacionadas con los materiales para la fabricación de baterías de vehículos eléctricos en Europa, como parte de los planes de crecimiento anunciados el año pasado”. 

Los representantes de la multinacional belga concluyen que “a la hora de elegir un emplazamiento para este tipo de inversiones estratégicas y a largo plazo, entra en juego una combinación de varios elementos, como son los aspectos de mercado, los operativos y los financieros, de ahí la importancia de un estudio exhaustivo que sopese todos estos factores”. La elección de Gijón como ubicación de la planta de Volkswagen y Umicore supondría un espaldarazo para la actividad del puerto que preside Laureano Lourido, que dispone de un millón de metros cuadrados libres. Además de la reserva de espacio de la alemana y la belga, la rada de El Musel tiene otros interesados para la ocupación de parte de esos terrenos.

El desembarco de la joint venture Ionway en Gijón tendría sentido desde el punto de vista de la cadena de suministro

Como ya adelantó esta publicación en su edición del pasado 16 de octubre, el grupo industrial Duro Felguera, especializado en la ejecución de proyectos llave en mano, y la corporación de ingeniería Zima han llegado a un principio de acuerdo para la construcción y la explotación de una terminal dedicada a la fabricación y la exportación de estructuras con destino al sector eólico marino en el puerto de Gijón. Esta infraestructura se desarrollaría en el muelle Romualdo Alvargonzález y está presupuestada en 115 millones de euros.

El desembarco de la joint venture Ionway en la dársena asturiana tendría sentido desde el punto de vista de la cadena de suministro. La planta abastecería a PowerCo, la subsidiaria de Volkswagen que está construyendo en Sagunto una fábrica para producir 150 millones de celdas de batería al año. La alemana destinará estas baterías a sus plantas de automóviles de Barcelona y Navarra, y también para entregar a Ford, con factorías en Almussafes y Valencia.

La empresa conjunta entre PowerCo y Umicore recibió el pasado mes de marzo la aprobación los organismos reguladores para iniciar su actividad de producción de materiales esenciales para las baterías de los vehículos eléctricos. Según un comunicado de Volkswagen, Ionway invertirá 3.000 millones de euros en la fabricación de productos intermedios. La joint venture ya ha decidido construir su primera planta de producción de material activo de cátodo (CAM, en sus siglas en inglés), que es clave para el rendimiento de las baterías, en Nysa, en el suroeste de Polonia, donde Umicore también tiene una fábrica. Esta factoría absorberá una inversión de 1.700 millones de euros, de los que 350 corresponden a ayudas del Gobierno de Polonia a través del Marco Temporal de Crisis y Transición de la CE.

El proyecto de las multinacionales alemana y belga en el puerto asturiano espera ayudas del Gobierno español

Las principales materias primas para el desarrollo de estos componentes son el fosfato de hierro, el manganeso de litio, el níquel, el cobalto, el plomo y el grafito. La planta de Ionway en Polonia suministrará a la gigafactoría de PowerCo, la filial de Volkswagen, en Salzgitter, al norte de Alemania.  Esta planta se beneficiará del fácil acceso a las materias primas de las operaciones de refino de Umicore en Finlandia.

En capítulo económico, el proyecto de las multinacionales alemana y belga en el puerto asturiano también espera ayudas del Gobierno español a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia financiado por los fondos Next Generation de la UE. La rada del Musel acogería la planta de los precursores o componentes (pCAM, en sus siglas en inglés) que se utilizan para fabricar los materiales activos catódicos que se encuentran en las baterías de iones de litio. Los precursores más comunes son el óxido de litio-cobalto, el óxido de litio-níquel-manganeso-cobalto y el fosfato de hierro-litio.