19 de mayo de 2024 | Actualizado 6:09

CMA CGM pretende arrebatar a MSC el liderato en el Mediterráneo

Maersk apuesta por reducir tonelaje en los servicios regionales y pierde cuatro puntos de cuota mercado, según Alphaliner
CMA CGM

El armador francés CMA CGM “es el único de los tres mayores operadores” de línea regular de contenedores que ha logrado aumentar su cuota de mercado y la capacidad desplegada en los servicios de cabotaje en el Mediterráneo en los últimos 12 meses, “plantando cara al ítalo-suizo MSC para arrebatarle el primer puesto”, según Alphaliner. Además, el top 20 elaborado por la consultora, al que ha tenido acceso esta publicación, pone negro sobre blanco que la danesa Maersk ha apostado por reducir tonelaje en el Mediterráneo y, aunque mantiene la tercera posición, ha perdido cerca de cuatro puntos y medio de cuota de mercado. En el ranking también hay sabor español a través de la naviera Boluda Lines, presidida por el empresario valenciano Vicente Boluda, que ostenta la plaza decimoquinta.

MSC, CMA CGM y Maersk suman más de la mitad de la capacidad disponible en el mercado mediterráneo

En su conjunto, la capacidad de los servicios regulares dentro del Mediterráneo ha crecido el 17,6% (más de 75.000 teus) frente a diciembre de 2022, ya que los armadores desplegaron más portacontenedores (345 frente a 296). El tamaño medio de los buques “se mantuvo relativamente estable” en 1.463 teus frente a 1.450 teus.

El último informe de Alphaliner deja meridianamente claro que “CMA CGM se reivindica como el segundo mayor operador marítimo del Mediterráneo”. En concreto, el naviero con sede en Marsella ha aumentado su cuota medida en capacidad del 18% (77.500 teus) al 19,9% (100.500 teus) a lo largo del año: “A diferencia de otros armadores, como Maersk, que no sólo han reducido el número de buques en el Mediterráneo, sino también su tamaño medio, CMA CGM ha introducido más portacontenedores y de mayores dimensiones en la zona que hace un año”, explican los analistas de la consultora.

Con 60 portacontenedores desplegados, CMA CGM opera seis unidades más que en diciembre de 2022. Y su tamaño medio ha crecido en prácticamente 250 teus por buque, pasando de 1.433 a 1.677 teus. La apuesta de la compañía que preside el multimillonario franco-libanés Jacques Saadé por el mar que une los continentes de Europa, África y Asia es cristalina. Así lo demuestra el lanzamiento de tres nuevos servicios que han añadido 11.000 teus de capacidad extra: los enlaces Grecia-Turquía-Libia; Turquía-Libia; y Grecia-Turquía-Poti (Georgia).

“Las mayores navieras (de transporte interoceánico) siguen dominando el segmento de corta distancia en el Mediterráneo, con una cuota de mercado combinada del 66%, lo que deja un 34% para los armadores regionales y los operadores tradicionales de servicios feeder. No obstante, en comparación con hace un año, las grandes han perdido cinco puntos de participación, principalmente porque Maersk y ZIM han retirado una cantidad considerable de oferta”, añaden desde Alphaliner.

La española Boluda Lines ocupa la plaza decimoquinta en el ranking por capacidad en el Mediterráneo

MSC sigue ocupando el primer puesto en la carrera de los mayores operadores que surcan el Mediterráneo. Sin embargo, al contrario que CMA CGM, el armador con sede en Ginebra propiedad de la familia Aponte ha perdido terreno y ahora tiene una cuota de mercado del 22%, dos puntos y medio inferior a la de hace un año. “Para ponerlo en perspectiva, en el segmento de servicios de línea regular en los mares que bañan Europa, MSC duplica a CMA CGM”, apunta la casa de análisis francesa.

Maersk mantiene el tercer puesto con una cuota del 10,8% en el Mediterráneo. “Sin embargo, hace un año, su pedazo de la tarta era del 15,2%, lo que supone un fuerte descenso, ya que Maersk ha retirado más de 10.000 teus de capacidad en los últimos doce meses. Por el contrario, el pasado ejercicio, la naviera introdujo un número considerable de portacontenedores adicionales en la zona, que ahora trabajan para otros operadores o en otros servicios regionales de la compañía”, informa Alphaliner.

La compañía israelí ZIM, que en 2022 registró una cuota del 3,8%, ha visto reducir su penetración hasta el 2,2% en los últimos doce meses, dejando al armador en octavo lugar, con una caída de dos puestos, por delante de la naviera turca de corta distancia Akkon Lines. “En el continente, la compañía de Haifa ha disminuido su capacidad en un asombroso 69,1% o 5.000 teus en tan sólo un año. En particular, ha menguado de manera significativa el tamaño medio de los portacontenedores de su enlace entre Israel y Turquía, de 3.143 a sólo 1.984 teus, y ha cerrado su conexión entre Turquía y Egipto”, detalla.

LA TURCA ARKAS APROXIMA EL TAMAÑO DE SU FLOTA MEDITERRÁNEA AL DE MAERSK
Arkas Line, incluida su filial Emes Feedering, ocupa el cuarto lugar en la clasificación de Alphaliner de los mayores players del Mediterráneo por tonelaje. El armador turco tiene una cuota de mercado del 10,5%, frente al 10,2% de 2022. Con un aumento de la capacidad del 20,3% en sólo un año, hasta aproximadamente los 53.000 teus, “Arkas tiene ahora casi el mismo tamaño de flota en el Mediterráneo que Maersk”.

Los dos mayores operadores de buques que alimentan las bodegas de los portacontenedores interoceánicos, X-Press Feeders y Unifeeder, ocupan los puestos sexto y undécimo, respectivamente, en la clasificación de Alphaliner. Mientras que X-Press Feeders, con sede en Singapur, consiguió aumentar su cuota de mercado del 2,5% al 3,5%, Unifeeder, con la central en Aarhus (Dinamarca), alcanzó el 1,5%, medio punto más que en diciembre de 2022.

Evergreen también logró incrementar su participación del 2,4% al 3% a lo largo del año. El armador taiwanés ha puesto en marcha dos nuevos servicios con una capacidad semanal combinada de 2.400 teus, lo que le permite ascender dos escalones y colocarse en el séptimo lugar.

CMA CGM AUMENTA EL 40,4% SU CAPACIDAD HACIA EL MAGREB EN SÓLO UN AÑO
La compañía CMA CGM tiene históricamente una fuerte presencia en los servicios hacia y desde el norte de África, especialmente en países del Magreb como Marruecos, Argelia, Túnez, Libia. “La naviera francesa emplea un asombroso 87,3% de su capacidad total en el Mediterráneo en servicios que tienen al menos una escala en un puerto magrebí. En comparación con hace un año, CMA CGM ha aumentado su capacidad hacia el Magreb el 40,4%”, destaca Alphaliner.

En marzo pasado, el armador con sede en Marsella reforzó su cobertura con Libia desde el Mediterráneo oriental y Turquía con el lanzamiento de dos nuevas conexiones. El resultado es una cuota de mercado del 39,6% en el Magreb, que sitúa al armador muy por delante de MSC, el segundo clasificado con el 14,8%, y de Arkas Line, el tercero con el 13,3%, que, a su vez, desplazan a Maersk al cuarto puesto (10,2%), siempre según datos de la consultora.

En comparación con hace un año, los operadores turcos de transporte marítimo de corta distancia Arkas, Akkon y Medkon han aumentado un 36,8% su capacidad combinada desde y hacia el Magreb. En particular, Akkon ha añadido dos portacontenedores a su enlace entre Turquía y Libia y ha puesto en marcha una lanzadera adicional entre Turquía y Orán. “Los armadores locales, como CNAN (Argelia), Maghreb Cargo International y D’Amico Dry Maroc siguen presentes en los servicios con origen o destino en los países del Magreb. Pero con una cuota combinada de sólo el 3,4%, estas navieras tienen dificultades para seguir el ritmo de grandes armadores del ranking y de los operadores turcos de cabotaje, que están protagonizando una rápida expansión”, concluye Alphaliner.