21 de mayo de 2024 | Actualizado 19:16

Maschiopack duplicará su producción de contenedores plásticos en Tarragona

El proyecto de crecimiento de la fábrica de contenedores implica una inversión de seis millones de euros por parte de la empresa italiana
Maschiopack

La filial española de Maschiopack ha anunciado mejoras en su planta de fabricación de contenedores industriales en Constantí (Tarragona). Según indica la compañía italiana, dicha infraestructura duplicará su capacidad productiva de contenedores de plástico para transportar líquidos en sectores como el alimentario o el químico en los próximos cuatro años. En la actualidad, Maschiopack produce diversos tipos de contenedores de un metro cúbico de capacidad para el almacenamiento y el transporte de aceite de oliva, pastas alimentarias, fitosanitarios o productos químicos.

Este proyecto ha conllevado un desembolso de seis millones de euros y, a nivel económico, también ha contado con el apoyo del Gobierno catalán, que ha proporcionado a la empresa 200.000 euros a través de la línea de subvenciones empresariales de alto impacto de la consejería de Empresa y Trabajo. El director de la fábrica de Constantí, Xavier Guinovart, afirma que los contenedores de mil litros “han ganado mucha presencia en el mercado mundial porque son reciclables, cómodos y versátiles” y “entran de lleno en la economía circular gracias a que son envases reutilizables”. Por ello, este reacondicionamiento de la planta pretende renovar y ampliar sus instalaciones de almacenamiento y servicios auxiliares para poder acoger una nueva línea productiva y seguir posicionando a la filial participada por Guinovart como referente en el sector. Además, también contemplan contratar a una treintena de profesionales para ocupar esta nueva cadena de producción.

Por otro lado, durante su visita a la planta, el secretario de Empresa y Competitividad y consejero delegado de Acció, Albert Castellanos, ha asegurado que proyectos como el de Maschiopack ponen en manifiesto que “Catalunya tiene tanto potencial de captar nuevos inversores como de generar las condiciones y la confianza para que reinviertan las multinacionales que ya están establecidas”. Según Castellanos, este tipo de inversiones industriales indican que “la economía es más abierta, productiva” y que “genera ocupación estable y de calidad”.