14 de julio de 2024 | Actualizado 10:12

Maersk y CMA CGM trasladan de Marruecos a España sus hubs de transbordo para Argelia

La medida de las navieras coincide con la decisión argelina de no aceptar mercancías que hayan pasado por recintos de su vecino en el Magreb
Un buque de Maersk, entre otros, en la terminal de APM de Tanger Med | APM Terminals

Las navieras Maersk y CMA CGM han anunciado varios cambios en sus rutas marítimas que afectan a sus conexiones con los puertos argelinos. Ambas compañías han reducido o eliminado completamente el paso de sus contenedores por el recinto marroquí de Tanger Med antes de llegar a Argelia, pese a ser este uno de sus principales hubs de transbordo en el Mediterráneo. Maersk, sin ir más lejos, cuenta allí con dos terminales gestionadas por APM, su marca en el negocio portuario. Ahora, la mayoría de sus tráficos a recintos como Argel, Skikda y Bejaia se canalizarán a través de Barcelona y Algeciras, mientras que CMA CGM ha confiado a Valencia y a la dársena andaluza como principales centros de transbordo en sus rutas con el país magrebí.

El Gobierno argelino ha empezado a descongelar sus relaciones con España en los últimos tres meses

La medida de los armadores coincide en el tiempo con ciertos movimientos en el tablero político argelino que afectan tanto a España como a Marruecos. Por un lado, el Gobierno que preside Abdelmadjid Tebboune estaría detrás de una negativa a aceptar mercancía en los puertos de su país que hubiera sido descargada previamente en territorio marroquí. Según informaron medios magrebíes y saltó también a la prensa española, la Asociación Argelina de Bancos y Entidades Financieras (ABEF) anunció el pasado 10 de enero que no domiciliaría contratos de transporte que tuvieran una escala de transbordo en los puertos de su país vecino, donde Tanger Med es uno de los activos económicos más importantes del país. Marruecos y Argelia llevan décadas en un pulso que varía su intensidad según la coyuntura política, y sus relaciones institucionales están totalmente cortadas desde el año 2021.

Paralelamente, las relaciones con España han ido recuperándose en los últimos tres meses desde la paralización del comercio que se produjo en 2022, a raíz del posicionamiento español sobre el Sáhara Occidental. El país norteafricano devolvió a su embajador a Madrid a mediados de diciembre y hace escasamente una semana descongeló parte del bloqueo comercial que mantenía con España aceptando importaciones del sector avícola. Medios argelinos e internacionales se han hecho eco también de la previsión, por parte de fuentes diplomáticas, de que el desbloqueo se vaya extendiendo a otros sectores en el corto plazo.

De hecho, desde Maersk atribuyen los cambios de rutas precisamente “a un aumento de las importaciones en Argelia”, por lo que se ha buscado “incrementar la capacidad y la productividad de nuestra red para servir a esa demanda específica”. Eso sí, la única mención que realiza la naviera a un marco geopolítico se refiere a la crisis del Mar Rojo, sin especificar el efecto concreto en las escalas de los puertos argelinos. La compañía comunicó el pasado 22 de enero que Barcelona pasaba a ser su puerto de transbordo en los servicios con Argel y Skikda, mientras que Algeciras ha tomado el puesto de Tanger Med en su ruta trisemanal con el puerto de Bejaia, y que también incluye Barcelona, según ha recopilado la firma de consultoría Alphaliner. En cuanto al puerto de Orán, Maersk anunció que “no se producirían cambios dado que Algeciras ya era el puerto de transbordo”.

En cuanto a CMA CGM, la naviera con sede en Marsella indicó el pasado 19 de enero que “toda la carga dirigida a los puertos argelinos de Orán, Mostaganem y Ghazaouet realizaría a partir de ahora el transbordo en Valencia o Algeciras, en lugar de Tanger Med”. La compañía ha eliminado el puerto marroquí, el primero en transbordo del Mediterráneo, de dos de sus rotaciones con conexión argelina -Agapomez y Euronaf-, y ha añadido a Algeciras a su ruta Euromar, que conecta recintos marroquíes con el norte de Europa. Así, la dársena algecireña se convierte en punto de conexión entre la carga que transita por el Atlántico europeo y el Mediterráneo, y puede llegar a Argelia sin transbordar en Tanger Med. En Agapomez y Euromar, que transitan exclusivamente por instalaciones mediterráneas, se contemplan escalas en Algeciras y Valencia, pero también en otros hubs europeos como Marsella o Génova.