30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

El incremento del bunkering de GNL en el puerto de Barcelona atrae a nuevos suministradores

El recinto catalán ha duplicado las operativas de GNL a barcos en dos años, lo que ha generado interés de nuevos suministradores
El presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó, con la gabarra de suministro de Enagás con base en el puerto | E.M.

El aumento de operativas de bunkering de GNL en el puerto de Barcelona está atrayendo el interés de empresas suministradoras de este tipo de combustible para propulsar barcos. El recinto catalán ha logrado en 2023 duplicar los datos de su mejor año en la cantidad y frecuencia de estos servicios, de modo que ya tiene dos nuevas solicitudes sobre la mesa para ampliarlos este 2024, según ha revelado el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Lluís Salvadó. El máximo mandatario de la instalación catalana también ha anunciado que se trata de compañías que abastecen a los buques mediante gabarras, una de las dos modalidades utilizadas en Barcelona junto al abastecimiento por camión.

En concreto, en el puerto se han distribuido un total de 143.169 metros cúbicos de GNL, superando así los 65.051 metros cúbicos que recibieron las embarcaciones en 2021, su año récord hasta ahora para estas operativas. La cifra también es muy superior a la del último año, 2022 (26.397 metros cúbicos), que la autoridad portuaria no toma en consideración dadas las distintas circunstancias coyunturales que elevaron el precio de este combustible.

La gabarra es la modalidad que más capacidad ofrece en el puerto de Barcelona ahora mismo para suministrar el GNL, ya que 127.500 metros cúbicos del total de 2023 lo han hecho de esta forma. El resto, alrededor de 15.000 metros cúbicos, corresponden a operativas de camión a buque. Por contra, las operativas con gabarra equivalen a 66 embarcaciones del total de 199 que se han servido durante el año. Esta cifra es incluso así un número muy superior “a las 18 y 14 operaciones de este tipo realizadas en los años 2021 y 2022”, han señalado fuentes de la autoridad portuaria. Lluís Salvadó ha afirmado que para 2024 se trabaja con el objetivo de llegar al centenar de operativas.

Según las fuentes del puerto, Shell es la principal empresa que suministra GNL en el puerto de Barcelona. De hecho, la autoridad portuaria otorgó una licencia expresa para este tipo de actividades a la energética a finales del mes de abril de 2023. De igual forma, una licencia similar se concedió un par de días antes al operador especializado ESK, el cual trabaja con bunkering en camiones “y suministra principalmente a ferries”, han especificado los representantes del recinto. De hecho, la compañía mantiene un acuerdo con Baleària para el suministro de sus buques, que se reemprendió de forma regular durante el año pasado tras un lapso ligado a los obstáculos del GNL en 2021. La autoridad portuaria también concedió en 2023 licencias para suministros de combustible marino a Verenigde Tankeredij (VT) y a Peninsula Petroleum, aunque los datos públicos acerca de ellas no especifican que esos servicios incluyan GNL.

LOS BUQUES DE PASAJE SON LOS PRINCIPALES CLIENTES DEL GNL
Los ferries y los camiones son, por el momento, los dos segmentos que con más frecuencia usan el gas como combustible en el entorno portuario. En el caso del lado mar, el recinto recibió un total de 618 escalas durante el año de buques que usaban GNL aunque no realizaran el repostaje en Barcelona. De estos barcos, “la gran mayoría” correspondían a buques de pasajeros, ha especificado Lluís Salvadó. “Ello es relevante porque son las escalas más cercanas a la ciudad y, por lo tanto, la reducción importante de óxido de nitrógeno (NOx) se produce sobre las emisiones que más llegan a la ciudad”, ha añadido el presidente de la autoridad portuaria. Sin embargo, a finales del año pasado, también se llevó a cabo una primera operativa en un buque de mercancías, concretamente un car carrier de la naviera japonesa MOL.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria de Barcelona también ha destacado el papel de la gabarra con base en el recinto catalán para el suministro de GNL del armador noruego Knutsen y Scale Gas (Enagás) y fletada por Shell, que lleva aproximadamente un año actuando en las aguas del puerto. Concretamente, se ha centrado en operativas para la naviera de cruceros Carnival. Aunque el puerto no ha recibido peticiones para instalar nuevas gabarras similares con base en Barcelona, su presidente sí ha expresado la voluntad de la instalación de “investigar el mercado para buscar alternativas de suministro” si durante el actual ejercicio se mantiene la tendencia al alza para estos servicios.

“Ya somos un hub del GNL en el Mediterráneo”
Lluís Salvadó Presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona

De hecho, Lluís Salvadó ha defendido el GNL, combustible considerado de transición, como una inversión estratégica, dado que “no se perderá” llegado el momento de adoptar una energía renovable definitiva. Si la apuesta es por el biometano, que usa la misma molécula que el GNL, “la infraestructura y la cadena de suministro que estamos desarrollando actualmente serán las mismas”, ha argumentado. De hecho, ha señalado que el sector marítimo parece inclinarse en la misma dirección a la hora de llevar a cabo dichas inversiones, exactamente por las mismas razones. Asimismo, el presidente del puerto ha reivindicado Barcelona como hub del GNL por los servicios que ofrece actualmente y por la planta de regasificación de Enagás, a la que ha calificado como “la más grande de Europa”.