14 de julio de 2024 | Actualizado 16:57

Los transportistas piden adaptar los tiempos de conducción por los bloqueos en Francia

La mayor patronal empresarial del transporte por carretera, CETM, lamenta el "desamparo" que sufre el sector por parte del Gobierno español
Pixabay

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha elevado al ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible una petición para regular los tiempos de conducción y descanso de los transportistas españoles afectados por los bloqueos en las carreteras francesas por la acción de los agricultores. La federación se une así a la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), cuyo secretario general, José María Quijano, ya dirigió el mismo requerimiento la semana pasada a la secretaría general de Transporte Terrestre. Por el momento, la petición de CETM se está estudiando en el seno del ministerio, según informan fuentes de la organización.

El ministerio ya aprobó una normativa similar en circunstancias excepcionales durante el Covid y el Brexit

La solicitud de Fenadismer insta al Gobierno a aprobar “con carácter inmediato una norma excepcional” por la que se permita ampliar los horarios de conducción de los transportistas para garantizar que las mercancías lleguen a destino pese a los retrasos, y que de este modo, se establezcan “exenciones al cumplimiento del tacógrafo por su imposible cumplimiento en las actuales circunstancias”, reza la misiva. Fenadismer recuerda que los daños ocasionados a la economía española estarían cifrados en torno a 10 millones de euros en pérdidas diarias e incide en que “no sería la primera vez” que el ministerio aprueba una normativa similar en circunstancias excepcionales.

De hecho, “ya ocurrió en abril de 2020 tras decretarse el estado de alarma por la pandemia del Covid-19, a fin de garantizar el abastecimiento de todo tipo de mercancías a la población española”, recuerda la entidad transportista. Igualmente se tomó una decisión parecida en diciembre de ese mismo año “como consecuencia de los bloqueos sufridos por los transportistas españoles en la frontera con el Reino Unido por la salida de este país de la Unión Europea”. También se aplicó una medida similar un año después ante la convocatoria de los paros nacionales del transporte por carretera y los desajustes que ocasionó en la cadena de suministro.

No obstante, Fenadismer matiza que, en todo caso, la solicitud de esta relajación temporal de las reglas de los tiempos de conducción y descanso sólo sería de aplicación exclusivamente a los transportistas que justifiquen la realización de operaciones de transporte de mercancías por territorio galo durante todo el periodo que dure el conflicto de los agricultores franceses, que se prevé que se prolongue durante toda esta semana. El sector hortofrutícola francés arrancaba sus protestas la semana pasada acusando de competencia desleal al sector español y al italiano y hasta el momento mantienen bloqueadas las carreteras de acceso a París y a los grandes centros logísticos de los alrededores por ocho puntos diferentes. Los piquetes han asegurado que mantendrán sus bloqueos hasta que el Ejecutivo francés se siente a negociar con ellos, cosa que aún no se ha producido, ya que el primer ministro, Gabriel Attal, no ha realizado públicamente ninguna propuesta concreta para el sector.

SIN NOTICIAS DEL EJECUTIVO ESPAÑOL
El secretario general adjunto de CETM, Dulsé Díaz, ha confirmado que ni el ministerio de Transportes ni el Gobierno de España se han puesto todavía en contacto con el sector para explicarles qué hoja de ruta se está siguiendo para atajar la crisis de los embotellamientos en las carreteras de la frontera con Francia. “La sensación es de desamparo porque no conocemos los pasos de nuestro Gobierno para solucionar este conflicto que, lejos de mejorar, parece cada día más enquistado”, se lamenta Díaz. “Por no tener, no tenemos ni un mísero mensaje de apoyo por parte de ningún representante del Ejecutivo español”. Hasta el momento, sólo el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que el Gobierno está “apoyando a nuestros transportistas que están en este momento en Francia”.

Desde la mañana de este martes han circulado avisos en el transporte por carretera alertando de posibles cortes en la autovía del Mediterráneo por las manifestaciones. Estos cortes, por el momento, han afectado a un carril y han motivado una circulación más intensa de lo normal a la altura de La Jonquera. Igualmente, los piquetes han bloqueado por sorpresa la A-9 en el peaje de Le Boulou afectando al cruce desde la AP-7. Aun así, Dulsé Díaz recuerda al ministerio que “el transporte español necesita ponerse a circular ya” y reclama obligar jurídicamente a los responsables de los ataques a las mercancías y los camiones a compensar los daños.